Mueren tres heroicos bomberos luchando contra el fuego en MD

La ciudad de Baltimore, Maryland, está de duelo. Tres de sus bomberos murieron heroicamente el lunes, cuando combatían un incendio en una vivienda deshabitada de tres pisos que se derrumbó atrapándolos bajo sus escombros.

Desde 2014 no se habían registrado víctimas fatales entre los ‘hombres de rojo’ en esa gran ciudad portuaria.

MTA

Un cuarto bombero sobrevivió y desde el día siguiente del siniestro su proceso de recuperación en un hospital proseguía tras haber sido el primero en ser rescatado por sus compañeros.

El incendio se inició poco antes de las 6 de la mañana del lunes en una vivienda vacía situada a la altura de la cuadra 200 de S. Stricker Street en el vecindario New Southwest-Mount Clare.

Más tarde, las víctimas fueron identificadas como el teniente Paul Butrim, la bombero-paramédica Kelsey Sadler y el bombero Kenny Lacayo. El efectivo herido, John McMaster permanece en el hospital.

El Dr. Thomas Scalea, del Hospital de la Universidad de Maryland informó que Sadler y Lacayo sufrieron paros cardíacos en el lugar del incendio y no respondieron a los esfuerzos de resucitación cardiopulmonar.

“Baltimore les debe la más profunda gratitud y respeto”, señaló el alcalde de Baltimore, Brandon Scott, en un comunicado emitido el lunes por la tarde.

“Esta es una tragedia desgarradora para nuestra ciudad, el Departamento de Bomberos de nuestra ciudad de Baltimore y, lo que es más importante, para las familias de nuestros heroicos bomberos”, añadió Scott.

El jefe de bomberos, Niles Ford, visiblemente impactado, dijo en conferencia de prensa que los cuatro bomberos luchaban contra el incendio de la casa cuando quedaron atrapados en el derrumbe. “Desde este momento, honraremos a aquellos que hoy perdieron la vida por su valentía y coraje”.

“Los equipos de rescate retiraron gran cantidad de escombros para llegar hasta ellos, siendo el bombero John McMaster el primero en ser rescatado y llevado a un hospital”, dijo luego.

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, tuiteó después que la mejoría de McMaster fue “un gran alivio en medio de tanta angustia que sufrimos en estos momentos”.

Los mártires

  • El teniente Paul Butrim, un veterano de 16 años del Departamento de Bomberos de la ciudad de Baltimore, arriesgó su vida en 2015 al entrar a un apartamento en llamas para rescatar a un niño en el interior y lo llevó a un lugar seguro, según dio a conocer la revista Firehouse. Butrim luego le practicó la resucitación cardiopulmonar (RCP) hasta que llegó la ayuda de los paramédicos. Por ese hecho recibió el Premio al Valor correspondiente a ese año.
  • Kenny Lacayo, un veterano de siete años de la fuerza de Baltimore, también obtuvo varios reconocimientos, entre ellos del Escuadrón de Rescate de Wheaton (WVRS), en el condado de Montgomery, que lo nombró Paramédico del Año en 2016 y fue considerado uno de los 10 mejores en acción tanto en 2015 como en 2016.
  • La bombero-paramédica Kelsey Sadler también destacó por su espíritu de camaradería así como por su capacidad, señalaron los miembros de su escuadrón en Baltimore.