Cómo preparar su auto para el viaje de verano

Has pasado el último par de años manteniéndote físicamente en forma y saludable a pesar de las inusuales circunstancias de permanecer en casa la mayor parte del tiempo.

Ahora estás empacando el automóvil para disfrutar de un bien merecido viaje de verano por carretera, lo que significa muchas opciones de comida rápida, tiendas de autoservicio y horas en el asiento con bocadillos no saludables al alcance de la mano.

¿Puedes mantener lo bueno que has logrado? Sí puedes, dicen los expertos; pero si lo planeas.

«La idea es conservar la rutina y los hábitos saludables lo más posible en la carretera, tal como lo haces en casa», dijo el Dr. Ian Neeland, cardiólogo preventivo y profesor adjunto en la Facultad de Medicina de Case Western Reserve University en Cleveland.

La cardióloga preventiva Dra. Puja Mehta está de acuerdo.

«Todo está en la planeación», indicó Mehta, profesora adjunta en el Centro de Emory para el Corazón de la Mujer, en la Facultad de Medicina de Emory University en Atlanta. «Puede ser muy divertido y aliviar mucho el estrés en el trayecto».

Entonces, mientras revisas tu presupuesto y consultas mapas y guías de viaje, los siguientes son algunos factores relacionados a la salud que debes considerar.

1.- Mantente hidratado, pero con prudencia. «Viaja con botellas de agua y una nevera portátil en vez de parar a comprar refrescos», dijo Mehta.

2.- Incluye descansos. Cuando vas sentado en el auto por muchas horas seguidas, la sangre no circula tan bien por el cuerpo, sostuvo Neeland. «Es buena idea parar cada dos o tres horas, simplemente para levantarte, estirarte, caminar y hacer que fluya la sangre».

Eso es especialmente cierto, dijo él, para las personas en riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos, incluyendo a quienes fuman, están embarazadas, toman pastillas anticonceptivas o tienen afecciones como obesidad, fibrilación auricular o diabetes. Los coágulos pueden viajar al cerebro, corazón y otras partes, y provocar un derrame cerebral, ataque cardíaco u otro daño.

Ese mismo consejo se sugiere para las personas con problemas ortopédicos, añadió Mehta. «Si estás sentado por varias horas, no es bueno para la espalda», dijo ella. «Y si sabes que sufres dolor de espalda, lleva el soporte de espalda que necesites».

3.- El sol no solo brilla en la playa. «Está pasando por la ventana del automóvil», dijo Mehta. «No olvides el protector solar y las gafas de sol mientras conduces».

«El sol puede quemarte los brazos y la cara», explicó Neeland. «También es importante proteger los ojos contra demasiada exposición a los rayos ultravioleta (UV)».

4.- ¿Dónde están tus medicamentos? Solo recordar empacarlos no es suficiente. Un viaje altera las rutinas diarias, así que «no olvides tomarlos a las horas correctas», recalcó Neeland.

Y no los guardes en la cajuela, aconsejó Mehta. «Muchos medicamentos son sensibles a la temperatura. Dejarlos en un auto caliente… probablemente no sea una buena idea. Pueden perder su eficacia».

Mantenerlos en el compartimiento de pasajeros los conserva frescos y accesibles.

«La gente me ha dicho, ‘Tenía las píldoras, pero estaban en la maleta'», contó Mehta. «Si tienes angina (dolor de pecho causado por la reducción de flujo sanguíneo al corazón), quizás necesites nitroglicerina. Pero no te hace ningún bien si no la tienes a la mano».

5.- Las afecciones médicas no se quedan en casa. «Si desarrollas síntomas o complicaciones, es importante no decir, ‘Esperaré hasta llegar a donde vamos para atenderlo'», indicó Neeland. «Si algo es serio, es importante atenderlo inmediatamente. Estaciónate, pide ayuda por teléfono o encuentra la sala de emergencia más cercana».

6.- La salud y seguridad van de la mano. No manejes si tienes sueño. Cambia de conductores y detente en las noches, aconsejó Neeland.

Conserva tu rutina de pasar una buena noche de sueño con dormir al menos siete horas durante la noche. Los niños necesitan más, según su edad.

7.- Busca un supermercado con el mapa de tu teléfono celular. Esos emporios de comida rápida y tiendas de autoservicio en las gasolineras pueden estar directamente en la salida de la carretera, pero probablemente están llenos de tentaciones poco saludables.

«Hay muchas papas fritas, galletas y dulces», afirmó Neeland. «Es muy difícil encontrar fruta y verdura fresca en una tienda de autoservicio».

Igual que en casa, dijo Mehta, los supermercados equilibran esas tentaciones con opciones saludables: frutas, verduras, nueces y algo para todos.

«Cuando viajas con la familia, a todos se les antoja algo diferente», dijo ella. «En un supermercado, al menos puedes tratar de elegir las opciones más saludables».

Nota: Si tiene preguntas o comentarios sobre esta historia preparada por la American Heart Association News, por favor envíe un correo electrónico a [email protected].