El misterio de la ley para prohibir la venta de rifles de asalto

MTA
MTA

Patricia Guadalupe
Washington Hispanic

a tragedia en Orlando ha provocado toda una serie de reacciones, particularmente en la comunidad latina, que ha sido fuertemente afectada ya que la mayoría de las víctimas eran jóvenes hispanos de fiesta en la “Noche Latina” de la discoteca gay.

“CASA ofrece nuestras condolencias más profundas y sinceras a las familias de las víctimas del tiroteo”, comentó CASA de Maryland. “Nuestros corazones están con la ciudad de Orlando y la comunidad LGBTQ durante esta horrible e innecesaria tragedia”, añadió.

“Estamos con el corazón roto, devastados, y también indignados con otro tiroteo masivo”, comentó la congresista Linda Sánchez, de California, presidenta del grupo de congresistas hispanos en la Cámara de Representantes. “Este acto de terrorismo –prosiguió-, va en contra de todo lo que creemos en este país, incluyendo su diversidad. La bancada hispana apoya a cada hermano y hermana LGBT que ahora tienen miedo de ser quienes son. Se necesita valentía para vivir la vida de manera abierta y durante este Mes del Orgullo LGBT lucharemos más duro que nunca para asegurar que triunfe el amor”.

“Hay mucha angustia y dolor a través de todo el país, especialmente cuando las personas pierden la vida demasiado jóvenes y de una manera sin sentido”, comentó el congresista Luis Gutiérrez, de Illinois. “Hay demasiadas armas en demasiadas manos. Nadie debería tener acceso a rifles de asalto, pero el Congreso se niega a actuar”, destacó.

Es precisamente ese tono, mirando hacia el Congreso, el que desató esta semana en el pleno de la Cámara de Representantes una polémica cuando varios empezaron a gritar luego de honrar a las víctimas con un minuto de silencio. “¿Y el proyecto de ley, dónde está?” gritaron varios, refiriéndose a legislación para prohibir la venta de rifles de asalto. La ley que prohíbe la venta de las armas que se usaron en Orlando y otros tiroteos masivos venció hace varios años y los legisladores no han logrado reanudarla.

Mientras algunos gritaban, otros reclamaban “¡respeto! ¡respeto!” y algunos se retiraron del hemiciclo.

“Nosotros estamos hartos de estos minutos de silencio y luego no hacen nada”, comentó la congresista Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la cámara baja. No se espera que añadan a la agenda congresional cualquier legislación sobre armas de fuego, y menos en este año electoral.

Y fueron los atentados en Orlando los que sacaron de primera plana la noticia que ha estado acaparando atención por meses: el de las primarias presidenciales. Esta semana se llevó a cabo la última de todas, y Hillary Clinton fácilmente ganó esa primaria aquí en la ciudad de Washington, llevándose el 75 por ciento de los votos. Clinton y su rival Bernie Sanders, quien oficialmente no se ha retirado de la contienda, se reunieron el mismo día de la primaria en DC, continuando negociaciones y hablando sobre estrategias para presentar un frente unido ante el presunto nominado republicano, Donald Trump. Sanders busca tener un papel más amplio en el desarrollo de la plataforma demócrata y en la convención este verano, donde quiere que se hablen a fondo varios temas, incluyendo abogar por una reforma migratoria integral.