Plan de 100 días anuncia Tim Kaine en español

MTA
MTA

Víctor Caycho
Washington Hispanic

n su discurso pronunciado en español –un idioma que aprendió cuando trabajó con misioneros jesuitas en Honduras en sus años universitarios-, Tim Kaine anunció el Plan de 100 días de una eventual administración demócrata de Hillary Clinton.

Señaló que en primer lugar buscará dar un enorme impulso al desarrollo de la economía del país, con la creación de decenas de miles de empleos y el apoyo a los pequeños negocios, “aspecto en el que destacan muchos empresarios hispanos”.

“La segunda promesa –añadió Kaine-, es que vamos a luchar por una reforma migratoria integral que incluya un camino a la ciudadanía”.

En ese sentido, ofreció cerrar los centros privados de detención familiar “y también acabar con las redadas, que son innecesarias y no representan nuestros valores”.

Por el contrario, señaló que Donald Trump quiere crear una nación de deportados. “El quiere deportar a casi 16 millones de personas, no sólo a los 11.5 millones de indocumentados sino también eliminar la ciudadanía para 4,5 millones de personas que nacieron aquí, de padres indocumentados”, denunció.

“Hillary y yo lucharemos contra el plan divisivo de Trump con todo nuestro esfuerzo”, recalcó.

Se refirió al alguacil Joe Arpaio, de Arizona, quien es partidario de Trump. “Ustedes lo conocen muy bien, Arpaio enfrenta cargos criminales por discriminar a los latinos y por perseguir a inmigrantes indocumentados”, dijo, surgiendo voces en el auditorio que gritaron: “ ¡Que lo pongan en la cárcel!, respondidas por un estruendoso ¡Sí! de la multitud.

Tim Kaine también ofreció la gratuidad completa en los centros educativos comunitarios y que para las familias que ganen menos de 125 mil dólares al año se eliminará totalmente la matrícula en dichos centros.

Finalmente instó a la gente a votar lo más pronto posible, en la votación temprana que en Arizona culmina este viernes 4. “Cada voto cuenta, háganlo y llamen a sus amigos, a sus vecinos, para que acudan a las urnas, porque el poder del voto hispano puede hacer la diferencia”, arengó.