Eliminar la MS-13 urge Trump

Víctor Caycho
Washington Hispanic

La Mara Salvatrucha o MS-13 fue puesta en el banquillo de los acusados en la Casa Blanca, donde fiscales, alguaciles, funcionarios de seguridad nacional e inmigración y congresistas federales se unieron al presidente Donald Trump para destacar «el alto nivel de ferocidad» de esa temible pandilla criminal.

MTA

Trump escuchó durante la reunión un minucioso informe, el cual señala que unos 3,000 pandilleros de la MS-13 han sido reclutados y cometen atrocidades sólo en la región metropolitana de Washington, que incluye Maryland, Virginia y DC.

«Estamos aquí para discutir la tremenda amenaza de la MS-13, una de las pandillas más violentas y salvajes del mundo. Realmente nunca hemos visto algo parecido a esto, su nivel de ferocidad y violencia», señaló Trump al inicio de la mesa redonda de alto nivel en el Salón del Gabinete de la residencia presidencial.

«Pero aquí estamos también para discutir las reformas que necesitamos desde el Congreso para derrotarla», añadió.

Trump explicó que miles de pandilleros son arrestados y deportados, pero que buen número de ellos reingresan al país. Afirmó que la situación no mejorará hasta que el país modifique sus leyes migratorias.

«No existe otro país en el mundo con leyes tan estúpidas como las nuestras», reaccionó Trump.

El mandatario recalcó en varias ocasiones que los miembros de la MS-13 utilizan nuestro sistema quebrado de inmigración «para violar nuestras fronteras».

También aprovechó esa oportunidad para insistir en la necesidad de mejorar los mecanismos de seguridad fronteriza.

«Necesitamos el Muro (en la frontera sur) y lo conseguiremos. Porque si no lo tenemos jamás solucionaremos este problema… y sin el Muro esto no trabajará», enfatizó Trump, en referencia a una de sus más preciadas iniciativas.

En el transcurso de la mesa redonda, los invitados citaron violentos crímenes atribuidos a la pandilla Ms-13 e incluso mostraron fotos de machetes y armas de fuego utilizadas sus seguidores.

El fiscal John Cronan, del Departamento de Justicia, consideró a la MS-13 como «una de las más significativas amenazas a la seguridad pública de nuestras comunidades».


Las cifras

Informó que esa pandilla ha crecido a más de 10,000 miembros «que viven ahora en los Estados Unidos, en unos 40 estados y en el Distrito de Columbia».

Cronan fue más preciso al indicar que sólo en el área metropolitana de Washington -incluyendo Maryland, Virginia y DC-, ese grupo ha reclutado a unos 3,000 mareros, el mayor grupo de toda la nación. Lo sigue Los Ángeles, con 2,000; Long Island (Nueva York), 2000; y las áreas de Dallas y Houston, en Texas, y Boston, en Massachusetts, con un estimado de 800 a 1,200 reclutados.

«Ellos tienen como lema el de ‘mata, viola y controla’, por lo que cometen violaciones, robos, extorsiones y asesinatos de acuerdo a esas reglas», expresó Cronan.

Angel Meléndez, agente especial a cargo de investigaciones del ICE en la ciudad de Nueva York, refirió que esta agencia arrestó a 428 miembros de la MS-13 en los últimos tres meses, «y hay muchos más, a los que seguiremos arrestando; pero desde que no somos capaces de cerrar ese ducto ellos continúan entrando a nuestro país».

Francis Cissna, director de USCIS, dijo que los pandilleros «no están en la lista de características descalificadoras cuando los inmigrantes solicitan la ciudadanía», y pidió que el Congreso haga algo al respecto. «Esto es insostenible, es un horrendo vacío legal», sostuvo.

En la reunión también participaron los alguaciles de los condados de Frederick (Maryland), Chuck Jenkins; de Loudoun (Virginia), Michael Chapman, y de Bristol (Massachusetts), Thomas Hudgson.