Grupos presentan impugnación judicial del impuesto a los anuncios en internet de Maryland

MTA
MTA

AP
Washington Hispanic:

La primera ley de Maryland que grava la publicidad digital de grandes empresas tecnológicas como Facebook y Google está siendo impugnada en una corte federal como «un ataque punitivo» a la publicidad digital y debería ser derribada, según una demanda federal presentada el jueves por las principales asociaciones comerciales.

La demanda, presentada en la Corte de Distrito de Estados Unidos en Baltimore, sostiene que la ley «es ilegal de innumerables maneras». Alega que la ley viola la Ley federal de Libertad Fiscal de Internet, que prohíbe la discriminación contra el comercio electrónico, así como otras leyes federales.

Solicita una medida cautelar para impedir que la ley entre en vigor. Los demandantes dicen que la demanda debe poner en aviso a otros estados considerando un impuesto similar que tales medidas enfrentarán impugnaciones judiciales.

«No debería ser una sorpresa que la promulgación de este tipo de ley no sea más que un boleto de ida a la corte, que es un uso desafortunado de los recursos de nadie», dijo Michael Kimberly, el abogado principal de los demandantes.

Los demandantes incluyen la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, la Asociación de Internet, NetChoice y la Asociación de la Industria de Computadoras y Comunicaciones.

La Asamblea General de Maryland, controlada por los demócratas, elabogó la semana pasada el veto del gobernador republicano Larry Hogan a la medida del año pasado.

Los partidarios dicen que la nueva ley busca modernizar el sistema tributario del estado y hacer que las prósperas empresas de Big Tech paguen su parte justa. Evaluaría el impuesto sobre los ingresos que las empresas afectadas hacen sobre los anuncios digitales vistos en Maryland. Dicen que los $250 millones estimados en ingresos anuales ayudarían a pagar la educación.

El presidente del Senado de Maryland, Bill Ferguson, un demócrata de Baltimore que patrocinó la legislación el año pasado, dijo que la demanda no fue una sorpresa. Pero dijo que era «decepcionante ver a estas compañías gastar millones en abogados de alto poder en lugar de pagar su parte justa».

«Durante dos décadas, estas compañías han crecido exponencialmente al aprovecharse de los privilegios de los estados, se beneficiaron de la agresiva recopilación no compensada de información personal y privada sobre los residentes de Maryland, y han sido jinetes libres de las inversiones de Maryland en nuestra infraestructura cívica», dijo Ferguson.

La oficina del fiscal general de Maryland declinó hacer comentarios sobre los litigios pendientes.

La ley gravaría los ingresos que las empresas afectadas hacen en los anuncios digitales que se muestran en Maryland. Las tasas impositivas dependerían de los ingresos brutos anuales globales de las empresas que ganan más de 100 millones de dólares en todo el mundo.

La tasa impositiva sería del 2,5% para las empresas con ingresos brutos anuales de 100 millones de dólares; 5% para empresas con ingresos de $1.000 millones o más; 7,5% para empresas con ingresos de 5.000 millones de dólares o más y del 10% para empresas con ingresos de 15.000 millones de dólares o más.