ATENCION: Extranjeros que viajan a Estados Unidos desde otro país

MTA
MTA

CDC

Existen varios decretos presidenciales que establecen restricciones para el ingreso de determinados viajeros a los Estados Unidos, con el propósito de ayudar a desacelerar la propagación de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).

Excepto en situaciones específicas, las personas extranjeras que hayan estado en alguno de los siguientes países en los últimos 14 días no podrán ingresar a los Estados Unidos. Consulte los decretos correspondientes a continuación para ver el listado completo de excepciones.

  • China
  • Irán
  • Espacio Schengen de Europa(Alemania, Austria, Bélgica, Ciudad del Vaticano, Dinamarca, Estonia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, San Marino, Suecia, Suiza)
  • Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte)
  • República de Irlanda
  • Brasil

También se han suspendido los viajes turísticos por tierra entre EE. UU., Canadá y México hasta el 21 de diciembre de 2020.

De conformidad con lo dispuesto en cada decreto, los ciudadanos y residentes legales de los Estados Unidos, algunos de sus familiares y otras personas que reúnen las condiciones de las excepciones especificadasícono de sitio externo, que hayan visitado uno de los países que se enumeran más arriba en los últimos 14 días podrán ingresar a los Estados Unidos.

Recomendaciones después de un viaje internacional

Puede haber estado expuesto al COVID-19 en sus viajes. Puede sentirse bien y no tener síntomas, pero puede propagar el virus y contagiar a otros sin que tenga síntomas. Usted y las personas con las que viaja (incluidos los niños) suponen un riesgo para sus familiares, amigos y la comunidad por 14 días después de viajar.

Más allá de dónde haya viajado o lo que haya hecho durante su viaje, tome estas medidas para proteger a los demás del COVID-19:

Si está con otras personas, mantenga una distancia de al menos 6 pies (aproximadamente 2 brazos extendidos) de cualquier persona que no haya viajado con usted, especialmente en zonas muy concurridas. Es importante hacer esto en todas partes, tanto en interiores como en exteriores.

Use una mascarilla que cubra su nariz y su boca cuando está en espacios de uso compartido fuera de su hogar, incluido cuando usa transporte público.

Si hay personas en su hogar que no viajaron con usted, use una mascarilla y pida a todos los miembros del hogar que usen mascarillas en los espacios compartidos dentro de su casa por 14 días después de su viaje.

Lávese las manos con frecuencia o use un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol.

Esté atento a su salud: controle la aparición de síntomas de COVID-19 y tómese la temperatura si se siente mal.
Hágase una prueba de detección y quédese en casa después de un viaje de riesgo más alto

Las pruebas de detección antes y después de viajar pueden reducir el riesgo de propagar el COVID-19. Las pruebas de detección no eliminan todos los riesgos, pero combinadas con un período en el que se queda en casa y adopta precauciones como usar mascarillas y el distanciamiento social, pueden aportar mayor seguridad al reducir la propagación en aviones, en aeropuertos y en los destinos de los viajeros.

Si participó de actividades con riesgo más alto durante un viaje internacional, tome las medidas que figuran arriba Y haga lo siguiente después de viajar:

Hágase una prueba de detección 3 a 5 días después de viajar Y quédese en casa por 7 días después de viajar.
Incluso si el resultado de su prueba es negativo, quédese en casa los 7 días indicados.

Si el resultado de su prueba es positivo, debe aislarse para proteger a otras personas y que no se infecten.

Si no se hace una prueba de detección, lo más seguro es quedarse en casa por 10 días después de viajar.

Evite el contacto con personas que corren mayor riesgo de enfermarse gravemente por 14 días, así se haga una prueba de detección o no.

Siempre siga las recomendaciones y respete los requisitos estatales y locales relacionados con los viajes.

Actividades que suponen mayor riesgoLas siguientes son algunas actividades que pueden aumentar su riesgo de COVID-19:

Viajar de un país o territorio estadounidense que figuren con niveles 2, 3 o 4 en el Aviso de salud para viajeros.
Asistir a una reunión social grande como una boda, un funeral o una fiesta.

Asistir a un encuentro masivo, como un evento deportivo, concierto o desfile.

Estar en espacios con grandes aglomeraciones de personas como restaurantes, bares, gimnasios o cines.
Tomar transporte público como trenes o autobuses, o pasar por centros de transporte como aeropuertos.
Viajar en un crucero o en un barco fluvial.

Qué hacer en caso de enfermarse después de viajar o si su prueba de detección es positiva
Si se enferma y tiene fiebre, tos u otros síntomas del COVID-19 o se hace una prueba de detección y resulta positiva:

Quédese en casa y tome otras precauciones. Evite el contacto con otras personas hasta que sea seguro suspender su aislamiento en casa.

No viaje si está enfermo

Podría tener COVID-19. Si es así, debe saber que la mayoría de las personas se recuperan en casa sin atención médica.
Manténgase en contacto con su médico. Llame antes de ir al consultorio de un médico o a la sala de emergencias para informarles que podría tener COVID-19.

Si tiene algún signo de advertencia de emergencia (como dificultad para respirar), busque atención médica de emergencia de inmediato.

Si vive en un espacio reducido con otras personas, adopte precauciones adicionales para protegerlas.

Si tiene una cita con el médico que no puede postergar, llame al consultorio de su médico para informarle que tiene o podría tener COVID-19. Esto ayudará al personal del consultorio a protegerse y proteger a otros pacientes. Vea la página de los CDC sobre qué hacer si está enfermo para obtener más información.