Sabes cuánto cuesta visitar la Estación Espacial?

La firma aeroespacial SpaceX lanzó un cohete con tres empresarios y un acompañante astronauta a la Estación Espacial Internacional para que la visiten durante más de una semana, con lo que la NASA se unió a Rusia en la recepción de huéspedes al destino turístico más caro del mundo.

Es el primer vuelo chárter privado de SpaceX al laboratorio orbital después de dos años de llevar astronautas allí para la NASA.

MTA

El cohete despegó el viernes y el sábado llegaron a la estación un estadounidense, un canadiense y un israelí que dirigen empresas de inversión, bienes raíces y otros sectores.

Cada uno pagó 55 millones de dólares por el viaje en cohete y el alojamiento, con todas las comidas incluidas.

Como regalo para los siete anfitriones en la EEI, los cuatro visitantes llegaron con paella y otros platillos de la cocina española preparados por el chef José Andrés. El resto de su tiempo en la base orbital deberán comer los alimentos liofilizados de la NASA.

Rusia ha estado recibiendo a civiles en la estación espacial –y anteriormente en la estación Mir- desde hace décadas. Apenas el otoño pasado, un equipo de cineastas rusos visitó el laboratorio orbital, seguido por un magnate de la moda japonés y su asistente.

Viaje increíble

La NASA finalmente ha hecho lo propio, luego de años de oponerse a la presencia de turistas en la base orbital.

“Ha sido un viaje increíble y esperamos con impaciencia los próximos 10 días”, expresó luego de entrar en órbita el exastronauta de la NASA Michael Lopez-Alegria, quien acompañó a los empresarios.

Los boletos de los visitantes incluyen el acceso a toda la estación espacial, salvo a la parte rusa, para lo cual requerirán la autorización de los tres cosmonautas a bordo. En el laboratorio orbital ya se encuentran tres estadounidenses y un alemán.

Lopez-Alegría dijo que tiene pensado evitar hablar de política y de la guerra de Ucrania mientras esté en la estación espacial. “Sinceramente, creo que no será incómodo. Digo, tal vez un poco”, agregó. Espera que el “espíritu de colaboración salga a relucir”.

La empresa privada Axiom Space organizó la visita con la NASA a nombre de sus tres clientes: Larry Connor, de Dayton, Ohio, que dirige la firma Connor Group; Mark Pathy, fundador y director general de Mavrik Corp., de Montreal; y el israelí Eytan Stibbe, expiloto de combate y socio fundador de Vital Capital.

Antes del vuelo, el entusiasmo de los turistas era evidente. Stibbe dio unos pasos de baile al llegar a la plataforma de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy.

Afrontan riesgos

SpaceX y la NASA han sido francos con ellos acerca de los riesgos de los vuelos espaciales, aclaró Lopez-Alegria, quien hace 15 años pasó siete meses en la EEI.

“No hay ninguna duda, supongo, sobre cuáles son los peligros o sobre cómo podrían ser los días malos”, expresó López-Alegria a The Associated Press antes del vuelo.

La jefa de operaciones espaciales de la NASA, Kathy Lueders, dijo que hay mucho que aprender de esta primera visita por parte de turistas en un vuelo estadounidense. “Pero este despegue ha sido un gran comienzo”, agregó a los periodistas.

El vuelo del viernes es el segundo chárter privado de SpaceX de Elon Musk, que llevó a un multimillonario y sus invitados en un viaje orbital de tres días el año pasado. El quinto vuelo de astronautas de la NASA de SpaceX a la estación se realizará en apenas un par de semanas más.

Axiom tiene como objetivo ejecutar su segundo vuelo privado a la EEI el año próximo. Seguirán más viajes de clientes y Axiom agregará sus propias habitaciones al complejo orbital a partir de 2024.

Después de unos cinco años, la compañía planea separar sus compartimentos para formar una estación autosuficiente, uno de varios puestos comerciales destinados a reemplazar a la base orbital internacional una vez que sea dada de baja y que la NASA cambie sus prioridades a la Luna.

PARTICIPAN EN EXPERIMENTOS

  • Cada uno de los visitantes realizará diversos experimentos durante su estancia, una razón por la que no les gusta que los llamen turistas espaciales.
  • “No están allá arriba para pegar su nariz a la ventana”, aseguró Michael Suffredini, cofundador y presidente de Axiom, quien anteriormente fue jefe de programas de la estación espacial para la NASA.
  • Los tres empresarios son los últimos en aprovechar la apertura en el espacio para aquellos visitantes con mucho dinero.
  • La compañía de cohetes de Jeff Bezos, Blue Origin, está llevando clientes en viajes de 10 minutos hasta el borde del espacio.
  • Mientras tanto, Virgin Galactic espera comenzar a llevar turistas en su nave espacial a finales de este año.