La NASA anuncia dos misiones robóticas a Venus

MTA
MTA

La NASA ha decido regresar a Venus, nuestro vecino más cercano y quizá el más soslayado, después de décadas de explorar otros mundos.

El nuevo director de la agencia espacial, Bill Nelson, anunció el miércoles dos nuevas misiones robóticas al planeta más caliente del sistema solar, en su primer discurso importante ante los empleados.

“Con estas dos misiones hermanas se pretende comprender cómo fue que Venus se convirtió en un mundo infernal cuya superficie puede fundir el plomo”, dijo Nelson.

Una de ellas, llamada DaVinci Plus, analizará la atmósfera espesa y nubosa de Venus para determinar si ese planeta, hoy candente, alguna vez tuvo un océano y tal vez era habitable. Una pequeña sonda descenderá en la atmósfera para medir los gases.

La misión a la atmósfera venusina será la primera de Estados Unidos desde 1978.

La otra expedición, llamada Veritas, servirá para investigar el historial geológico de Venus mediante la elaboración de un mapa de la superficie rocosa del planeta.

“Es increíble lo poco que sabemos de Venus”, pero las nuevas misiones ofrecerán nuevos vistazos de su atmósfera —compuesta principalmente de dióxido de carbono— hasta el núcleo, dijo Tom Wagner, científico de la NASA, en un comunicado. “Será como si hubiéramos redescubierto el planeta”.

El principal responsable de ciencia de la NASA, Thomas Zurbuchen, señaló que se trata de “una nueva década de Venus”. Cada una de las misiones —las cuales despegarán entre 2028 y 2030— tendrá una financiación de 500 millones de dólares dentro del programa Discovery de la NASA.

Las misiones a Venus se impusieron a otros proyectos: explorar la luna Io de Júpiter y la luna Tritón de Neptuno, que está cubierta de hielo.

Estados Unidos y la hoy ex Unión Soviética enviaron varias sondas a Venus en los primeros años de la exploración espacial. La sonda Mariner 2 de la NASA fue la primera en efectuar un vuelo de reconocimiento en 1962, y la Venera 7 de los soviéticos logró posarse en la superficie en 1970.

En 1989, la NASA utilizó un transbordador espacial para enviar su sonda Magellan a que orbitara Venus.

La Agencia Espacial Europea consiguió que una sonda girará alrededor de Venus en 2006.