¿Algo más le podemos pedir al Camry 2021?

MTA
MTA

Nueva York / Especial

 

La gama Toyota Camry ha encontrado una excelente aceptación en las ventas gracias a sus ligeros cambios en su nuevo modelo 2021.

Entre las distintas novedades encontramos ligeros cambios estéticos, cambios en la estructura de la gama y, por supuesto, el estreno de la suite Toyota Safety Sense 2.5, con elementos de seguridad mejorados.

Desde que la división estadounidense de Toyota presentó sus primeros datos de la nueva gama 2021 del Toyota Camry generó entusiasmo entre sus admiradores, por la serie de mejoras que mostró en el estreno del nuevo modelo para este año.

Dichas novedades no afectan su configuración mecánica, pero significan el estreno de nuevos elementos de equipamiento y un cambio en la composición de la gama que se comercializa en este competitivo mercado.

En principio estas novedades rigen para el mercado de Norteamérica (México, Estados Unidos y Canadá), y también se puede encontrar con ligeras modificaciones en los concesionarios europeos. Ambas versiones se fabrican juntas en la misma planta de Georgetown, Kentucky.

La principal novedad de la nueva gama 2021 del popular sedán es el estreno de la nueva suite de sistemas de seguridad Toyota Safety Sense 2.5. Ahora cuenta con una cámara y radar mejorados para ofrecer una respuesta apropiada, incluso en condiciones de baja iluminación. Esta suite incluye sistemas como la asistencia de dirección de emergencia o un control de crucero adaptativo que incluye control de dirección.

En cuanto a las modificaciones estéticas solo vamos a encontrar ligeros cambios en algunas versiones, como es el caso de los acabados en las rejillas o la configuración de las nuevas versiones de acceso, ya que desaparece el Toyota Camry L base y en su lugar ahora encontramos como primer escalón de la gama el nuevo Camry LE. Otra novedad es el Camry XSE Hybrid, nueva versión que cuenta con una estética más deportiva gracias a sus rejillas con elementos en negro brillante y llantas de 19 pulgadas, además de nuevos revestimientos de piel en el interior.

La gama de motores de gasolina se mantiene inalterable, por lo que seguimos encontrando el mismo 4 cilindros de 2.5 litros y el V6 de 3.5 litros, de 205 y 305 CV, respectivamente, además de la versión híbrida y que está compuesta por el motor de 4 cilindros de 2.5 litros y un motor eléctrico con una potencia total combinada de 218 CV.

En la cabina delantera también encontramos novedades, ya que ahora los clientes disponen de nueva pantalla central de tipo flotante, que puede ser de 7 o 9 pulgadas, además de un tablero de instrumentos digital de 7 pulgadas y un enorme head-up display de 10 pulgadas.