14 de agosto de 2020Actualizado: 17 de Julio 2020
Metro
0

MD cierra varios restaurantes por incumplir medidas

En Silver Spring y en Ocean City.

MD cierra varios restaurantes por incumplir medidasEl popular restaurante Fish Tales Bar & Grill, conocido por la “mesas parachoques” en los que se atiende a la clientele, se vio obligado a cerrar su local en el balneario de Ocean City, Maryland, “hasta próximo aviso” tras conocerse que tres de sus empleados contrajeron el coronavirus. Foto: Katie Kirby-Revolution Event Design & Production / AP

Víctor Caycho
Washington Hispanic

Dos restaurantes del condado de Montgomery, Maryland, fueron cerrados por las autoridades debido a que no acataron las restricciones impuestas por las autoridades para prevenir la propagación del coronavirus.

Un tercer establecimiento, el popular Fish Tales Bar & Grill situado en el balneario de Ocean City también fue cerrado, pero por diferentes circunstancias, luego que tres de sus empleados dieran positivo al Covid-19.

De esa manera se pusieron en marcha las rigurosas medidas solicitadas a los líderes de los condados por el gobernador del estado Larry Hogan, quien pidió un mayor control de las restricciones en bares y restaurantes, ante el reciente aumento de casos del Covid-19.

“Estamos monitoreando algunas preocupantes tendencias, sobre todo el aumento de los índices de infección entre los jóvenes”, dijo el gobernador.

Reveló que se ha observado un aumento constante entre la gente menor de 35 años, “que ahora alcanza un índice de 84 por ciento más alto que los que están por encima de esas edad”.

Al investigar este fenómeno, dijo Hogan, se encontró que está conectado con el incumplimiento de las normas de salud pública, “particularmente en bares y restaurantes”.

El martes 14, funcionarios de Montgomery dieron a conocer que los establecimientos Society Lounge y Republic Garden, localizadas en el área de Silver Spring, fueron clausurados y se les suspendió las respectivas licencias de venta de licores.

La drástica medida se adoptó al cabo de inspecciones sorpresivas realizadas el domingo 12 en ambos locales, donde se verificó que no se mantenía el distanciamiento social.

Los inspectores informaron a los encargados de los restaurantes que se les permitirá una reapertura después que presenten un plan escrito para dar cumplimiento a las restricciones de salud pública, cada uno de los cuales será sometido y aprobado por el Departamento de Salud y Recursos Humanos del condado.

Pero no fueron los únicos establecimientos de su tipo en recibir sanciones.

• El restaurante Ay! Jalisco, del área de Gaithersburg, recibió una citación luego de verificarse que los empleados no usaban mascarilla. Si hay reincidencias recibirá multas de 500 dólares y la licencia de venta de licor será suspendida.
• El restaurante The Block and The Pike & Rose, de Rockville, recibió la multa de 500 dólares por una serie de quejas de los propios clientes por no mantener el distanciamiento social. Una suspensión de la licencia de venta de licor está pendiente.

En una carta dirigida a la comunidad, el gobernador Hogan hizo notar que los negocios que incumplen estas órdenes de prevención emitidas por las autoridades “ponen en grave riesgo tanto a sus empleados como a los clientes”, y también comprometen la efectividad del plan de recuperación puesto en marcha en el estado.

El gobernador republicano también destacó que “una vasta mayoría” de bares y restaurantes sí cumple las órdenes de restricción, “y a ellos hay que felicitarlos”.

“Pero hay otros que flagrantemente desacatan la ley y ponen en peligro la salud pública de la ciudadanía”, añadió Hogan, y advirtió que “aquellos que violen la ley serán primero amonestados y luego serán multados y se tomará acciones relacionadas con sus licencias o se llegará al cierre del local cuando sea necesario”.

En Ocean City, el restaurante Fish Tales Bar & Grill cerró el fin de semana después de verificarse el viernes 10 que tres de sus empleados habían dado positivo en pruebas de coronavirus. Dicho local sí cumplía con las normas de prevención por el Covid-19 gracias a sus “mesas parachoques” armados con tubos inflables que mantienen a los clientes convenientemente alejados del resto de los consumidores.

El cierre, dispuesto “hasta nuevo aviso” por los propietarios, fue conocido por un mensaje difundido en Facebook, dirigido a la comunidad.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS