Trump anuncia plan para cortar la inmigración

MTA
MTA

Jossmar Castillo
Washington Hispanic

nte la ineficacia que demostró el Partido Republicano en rechazar y reemplazar la Ley de Salud Asequible, conocida como «Obamacare», miembros de este colectivo en el Congreso y la administración del Presidente Donald Trump mueve ahora su artillería para impulsar un proyecto de ley que limita la inmigración legal hacia los Estados Unidos en base a méritos y habilidades que presenten quienes aplican a este proceso.

Trump alabó el miércoles el «Raise Act», un proyecto de ley presentado por los republicanos David Perdue, de Georgia, y Tom Cotton, de Arkansas, que promete impulsar la economía del país, a la vez que asegura que trabajadores estadounidenses no serán desplazados por inmigrantes.

«Esta propuesta demuestra nuestra compasión por los familias de nuestro país que trabajan arduamente y que merecen un sistema migratorio que les dé prioridad a sus necesidades y que ponga por encima de todo a Estados Unidos», dijo el mandatario en el evento que tuvo lugar en la Casa Blanca.

La iniciativa presentada por Perdue y Cotton reemplazaría el actual sistema de visas de trabajo por uno a base de puntos, tomando en cuenta la habilidad de la persona para hablar inglés, si posee un título universitario, si tiene oportunidades para buenas ofertas de trabajo y su actitud emprendedora.

El otorgamiento de residencias permanentes, o tarjetas verdes, como generalmente se les conoce, se limitarán también a familiares inmediatos, como cónyuges e hijos menores de 18 años de edad. De igual manera, la iniciativa eliminará la tan conocida lotería de visas, que otorga 50 mil visas de inmigrantes a personas provenientes de países con bajo flujo migratorio a los Estados Unidos.

Según las proyecciones, la inmigración a este país se reduciría en un 41% en el primer año de vigencia, y 50% para su décimo año, pero hasta la fecha el proyecto de ley ha fallado en ganar adeptos en el Congreso. Tal vez sea porque varias de las situaciones que la propuesta plantea sobre los inmigrantes no son ciertas o están ligeramente exageradas, de acuerdo con estudios realizados por economistas y organizaciones creadoras de políticas.

Por ejemplo, los proponentes de la ley dicen que por décadas, la inmigración de personas sin habilidades o con pocas habilidades ha incrementado, depreciando los salarios y lastimando a los ciudadanos estadounidenses más vulnerables.

Sin embargo, el Centro de Investigaciones Pew indica que, en el 2015, el 41% de los inmigrantes que llegaron en los cinco años previos tenían títulos universitarios, lo que equivale a un porcentaje más alto de los no inmigrantes, que suman el 30%.

El senador demócrata por New Jersey, Charles Schumer, arremetió contra la propuesta de Perdue y Cotton abrazada por el Presidente Trump, señalando que es una iniciativa que va en contra de «gente trabajadora que quiere apegarse a las reglas, contribuir a la economía y ganarse la ciudadanía».

Criticó también que los senadores y el mandatario quieren reducir la inmigración, pero no tocaron las visas de trabajadores H2B, que según Schumer, Trump utiliza para contratar a empleados de sus hoteles.