Suprema ya debate acciones ejecutivas

MTA
MTA

AP
WASHINGTON

nte centenares de personas que se concentraron frente a la sede de la Corte Suprema de los Estados Unidos la mañana del lunes 18, el congresista Luis Gutiérrez pronunció palabras de optimismo al término de las audiencias realizadas en el más alto tribunal de justicia de la nación, donde los magistrados escucharon las posiciones a favor y en contra de las acciones ejecutivas de alivio migratorio del presidente Barack Obama.

“De manera muy clara nuestros abogados prevalecieron y dejaron sentado que el presidente de los Estados Unidos tiene el derecho legítimo de poder detener las deportaciones de unas 4 millones de personas”, señaló.

Gutiérrez explicó que los republicanos y los abogados que representan a los 26 estados que se oponen a las acciones de alivio migratorio sólo objetaron que les va a costar mucho dinero expedir licencias de conducir a los 4 millones de posibles beneficiados con la medida.

“Según ellos, el presidente Obama puede decir que se queden (los inmigrantes indocumentados), pero que no se les puede dar esa licencia ni un permiso de trabajo”, señaló el congresista de Illinois.
“Seamos realistas –añadió-, ellos ya están conduciendo sus carros y también están trabajando… ¿no es mejor que tengan licencia de conducir y un permiso de trabajo para que de esa manera puedan pagar sus impuestos y seguir todo lo fundamental de la ley?”.

Asimismo, advirtió que “podría producirse un caos si la Corte Suprema permite que prevalezca la demanda de los 26 estados basada en que los afecta porque les cuesta dinero”.

Del mismo parecer fue el senador demócrata Bob Menéndez, quien basó su optimismo en las preguntas que los magistrados supremos hicieron durante la audiencia, “las cuales dan un indicio de que ellos no creen que Texas y los otros estados tengan una base legal para presentar este caso”.

Menéndez indicó que “considerando las preguntas de los jueces, creo que cuando la Corte Suprema tome su decisión va a mantener los programas DACA y DAPA y por lo tanto al fin podremos sacar a millones de personas de las sombras para que puedan participar en la marcha del país”.

Estar preparados
Entre las decenas de líderes y activistas asistentes a la audiencia estuvo Luis Monterroso, director ejecutivo de la organización Mi Familia Vota, quien señaló que “si bien se observa alegría y esperanza entre nuestra gente, tenemos la obligación de ser cautelosos porque la decisión final todavía no ha sido tomada”.

Señaló que luego que la corte anuncie su decisión “tendrán que pasar unas 4 a 6 semanas para que puedan empezar a solicitar el beneficio de los programas DACA y DAPA”.

Estos programas aplicarían a los padres de hijos que son ciudadanos estadounidenses o que viven legalmente en el país. La elegibilidad también se expandiría a los esfuerzos del presidente en 2012 que aplican a personas que fueron traídas cuando eran menores de edad.

El nuevo programa para padres, conocido como DAPA (siglas de Acción Diferida para Padres de Estadounidenses), y el programa expandido para menores, podrían beneficiar hasta a 4 millones de personas.

El congresista Luis Gutiérrez se dirige a miles de personas que llegaron hasta las inmediaciones de la Corte Suprema para apoyar las medidas de alivio migratorio del presidente Obama.Foto: Pablo Martinez Monsivais / AP