Piden liberación de madres y niños migrantes

Redacción
Washington Hispanic

eligiosos y activistas en favor de los inmigrantes alzaron su voz una vez más para solicitar la liberación de madres y niños indocumentados que siguen presos en los diferentes centros de detención, desde que fueron sorprendidos cruzando la frontera entre México y los Estados Unidos, escapando de la violencia que se vive en sus países.

MTA

Con cánticos y pancartas, organizaciones como CLINIC, RAICES y del proyecto CARA se tomaron el parque Lafayette, que colinda con la Casa Blanca, justamente cuando miles de familias disfrutaban entre risas y músicas de la recolección de huevos de Pascua en el patio de la casa presidencial.

“Estas personas son refugiados, son niños, y los estamos tratando como si fueran terroristas y criminales”, dijo la delegada estatal de Maryland, Ana Sol Gutiérrez, quien también es candidata al Congreso y desde un principio ha sido una de las voces de apoyo a este movimiento.

Esta manifestación buscaba denotar que, a pesar de que la actual administración ha dicho que se enfocan en deportar a personas que constituyen un peligro para la comunidad, sin embargo todavía hay familias que este día de Pascua, no pudieron pasar un momento de alegría buscando dulces.

Muchos de los afectados, que se encuentran en los centros de Berks, en Pensilvania, y Dilley y
Karnes, en Texas fueron afectados por una apelación que presentó el gobierno del Presidente Barack Obama, a una orden de un juez de California que solicitaba la liberación de miles de mujeres y niños.

La movida, altamente criticada, se llevó a cabo con la intención de disuadir a las personas de emigrar a suelo estadounidense.

El proyecto CARA ha logrado cambiar la perspectiva de unas 7 mil personas a las que ha representado legalmente de manera gratuita, desde que niños centraomericanos no acompañados empezaron a cruzar la frontera sur.