Endurecen proceso para visa H-1B

MTA
MTA

Zulma Díaz
Washington Hispanic

La administración del presidente Donald Trump sigue avanzando su política en temas de inmigración. Esta semana los Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) publicó un memorándum en el que se endurecen las normas para la aplicación de la visa H-1B.

Este tipo de visa es la que permite que un empleado extranjero trabaje para un empleador estadounidense patrocinador específico. La entidad ha dicho que ahora podrían solicitar documentación más detallada para garantizar que existe una relación contractual legítima entre las partes involucradas.

Otro de los cambios establecidos como parte de la orden ejecutiva de Trump es que USCIS, en vez de los seis años por los que la visa se acostumbraba a emitir como máximo, estará en la libertad de limitar el periodo de validez por un máximo de tres años, o incluso menos.

La nueva regla señala que las compañías buscando la aprobación de una visa H-1B tendrán ahora que probar que los empleados recibiendo el beneficio son en realidad requeridos, y que tienen la especialidad requerida para operar. Además, deberán probar que la persona trabajará en esa misma especialización durante todo el periodo por el que requieren la visa.

Según expertos, estos requerimientos hacen el proceso más complicado y añaden más papeleos que el usual.
La medida afecta en gran medida las posibilidades que tenían los beneficiarios de, una vez culminado su periodo de seis años, poder convertirse en un residente permanente de los Estados Unidos al aplicar para un cambio de estatus migratorio.

Desde su toma de posesión, Trump se ha dado la tarea de limitar la inmigración a los Estados Unidos lo más que pueda. Esta iniciativa forma parte del plan «Compra estadounidense, contrata estadounidense», que su administración promueve.