Crecen las estafas por Internet contra adultos mayores

Cada año, miles de estadounidenses de edad avanzada son víctimas de estafas a personas mayores. Según el Centro de Denuncias de Delitos en Internet del FBI (IC3), las personas mayores de 60 años perdieron más de mil 680 millones de dólares por estafas en 2021.

Ante esa realidad, la Oficina Regional del FBI en Washington lanzó una campaña para educar a los adultos mayores, sus cuidadores y sus familias, sobre los esquemas de fraude relacionados, que incluyen las llamadas “estafas románticas”, estafas de soporte técnico o de reventa de propiedades de tiempo compartido.

MTA

«Las estafas a personas mayores apuntan a algunas de las personas más vulnerables de este país, devastándolas financiera y a menudo emocionalmente», sostuvo el agente especial Wayne A. Jacobs, de la División Criminal y Cibernética de la Oficina Regional del FBI en Washington. «El FBI y nuestros socios están comprometidos a educar a los estadounidenses de edad avanzada y sus cuidadores sobre estas estafas desgarradoras para evitar que ocurran. Usted solo puede protegerse a si mismo y a sus seres queridos si sabe reconocer y denunciar el fraude», añadió.

Los delincuentes toman como objetivo a las personas mayores de 60 años porque ellas suelen ser financieramente estables, más confiadas y menos propensas a denunciar delitos.

Sus recomendaciones

En las estafas de romance (también conocidas como estafas de confianza), los delincuentes crean perfiles falsos en sitios de citas o plataformas de redes sociales para establecer relaciones con las víctimas. Aprovechan estas relaciones para manipular y robar a las víctimas, y a menudo les rompen el corazón, dijo Jacobs.

Las estafas románticas son una de las estafas más comunes reportadas al FBI, agencia que dio las siguiente sugerencias:

  • Piénselo dos veces antes de compartir información personal en línea. Los estafadores pueden utilizar los datos compartidos en sitios de citas y en las plataformas de las redes sociales para apuntar mejor hacia las víctimas.
  • Tenga cuidado con los pretendientes en línea que tratan de aislarlos de su familia o amigos o que le piden que envíe fotos inapropiadas o información financiera que más tarde podrían utilizar para extorsionarlos.
  • No envíe dinero a alguien que nunca haya conocido en persona.

 

No entrega / No Pago

En los esquemas llamados de no entrega, un comprador –la víctima- paga a un vendedor por un producto pero nunca lo recibe. En los esquemas de no pago, los papeles se invierten: un vendedor –la víctima- envía un producto a un comprador pero nunca recibe el pago.

Muchos estadounidenses de edad avanzada han sido víctimas recientemente de esquemas de no entrega / no pago porque la pandemia de COVID-19 los obligó a comprar en línea por primera vez.

Algunas de esas víctimas reportaron haber pedido mercancía a través de enlaces anunciados en redes sociales y no haber recibido nada o haber recibido algo diferente al producto anunciado.

El FBI ofrece las siguientes sugerencias de protección:

  • Antes de realizar una compra en línea, compruebe si el minorista y su sitio de internet son legítimos.
  • Tenga cuidado con los sitios de internet que utilizan dominios de nivel superior como .club o .top en lugar de .com.
  • Si es posible, compre productos en línea con su tarjeta de crédito porque a menudo puede disputar los cargos si algo sale mal.
  • Asegúrese de que las transacciones sean seguras antes de compartir el número de su tarjeta de crédito.

 

Cómo denunciar 

Si cree que usted o alguien que conoce ha sido víctima de un esquema de fraude a ancianos, presente un informe con el FBI llamando al 1-800-CALL-FBI (225-5324) o enviando un aviso a ic3.gov. También puede llamar a su oficina local del FBI.