Saquen armas ilegales de DC

MTA
MTA

Víctor Caycho
Washington Hispanic

Momentos después de conocerse la trágica muerte de la niña de 10 años Makiyah Wilson, a consecuencia de un tiroteo cerca de un parque infantil donde ella había estado al lado de su madre, la jefa adjunta de la Policía Metropolitana hizo un dramático llamado a los residentes de Washington DC.

“Ayúdennos a sacar las armas ilegales de las calles”, demandó Chanel Dickerson, en conferencia de prensa realizada la noche del lunes 16, a poca distancia del edificio de apartamentos Clay Terrace, en la zona Noreste de DC, donde se registró el tiroteo.

Makiyah Wilson resultó seriamente herida en la cabeza y murió en el hospital a pesar de los denodados esfuerzos médicos por salvarle la vida.

Desde hace dos años las autoridades de la ciudad han hecho varias campañas públicas para recuperar las armas que circulan de manera ilegal, y ya suman decenas las pistolas y fusiles entregados por vecinos, la mayor parte en forma anónima.

Dickerson aludía a la racha de homicidios causados por disparos de armas de fuego en el Distrito de Columbia, que han causado hasta el momento 83 víctimas fatales, bastante mayor que los 57 registrados en el mismo periodo el año pasado. Esto representa un aumento de 46 por ciento, confirmó la policía metropolitana.

“Los cuatro atacantes son peligrosos y actuaron indiscriminadamente”, declaró Dickerson refiriéndose al caso de la niña, que ese lunes se dirigía hacia un camión para comprar un helado, con el billete de $5 en la mano que le había dado su madre. Añadió que los pistoleros, que iban enmascarados y bajaron de un auto Infiniti que ya fue recuperado “llegaron desde fuera de esta comunidad y abrieron fuego sin importarles la vida humana”.

Hasta el momento suman 6 los adolescentes asesinados en las calles de la ciudad, cuyas edades oscilan entre los 14 y los 17 años.

Una niña de 10 años que salía a comprar en un camión de helados estacionado en las inmediaciones de un parque infantil murió durante un mortífero tiroteo causado por cuatro sujetos enmascarados en la zona Noreste (NE) de Washington DC, la noche del lunes 16. Otras cuatro personas resultaron seriamente heridas de bala.

Los atacantes habían llegado cerca de las 8:00 p.m. en un sedán Infiniti negro que estacionó en la cuadra 300 de la Calle 53. Una cámara de video en el lugar los registró cuando descendían velozmente del vehículo con sus armas en mano. Los sujetos salieron a la carrera y comenzaron a disparar a diestra y siniestra hacia numerosas personas que habían salido a pasear o a jugar.

Fue tal la violencia que emplearon los pistoleros que la policía encontró más de 40 casquillos de bala regados en un área cercana al jardín posterior de un edificio de apartamentos colindante, confirmó la jefa adjunta de la Policía de DC, Chanel Dickerson, en rueda de prensa.

Cuando las patrullas llegaron minutos después encontró a tres hombres y dos mujeres sangrando de sus heridas. Entre estas últimas estaba la niña Makiya Wilson, de 10 años, residente en la zona Noreste de la capital, junto a su madre Donetta Wilson que gritaba pidiendo ayuda para salvar la vida de su hija. Makiya murió en un hospital cercano. Una bala le había impactado en pleno rostro.

Vecinos señalaron que más de 20 residentes del edificio de apartamentos se habían reunido en el jardín posterior y cerca del parque infantil para disfrutar el clima fresco que había a esa hora después de una mañana muy calurosa.
Las autoridades de la ciudad encabezadas por la alcaldesa Muriel Bowser acudieron al lugar para conocer de primera mano los hechos ocurridos y tomar medidas en resguardo de la seguridad del vecindario. “#SuficienteEsSuficiente”, escribió en Twitter más tarde.

Hallan el Infiniti

El Departamento de Policía Metropolitana anunció el miércoles que en Prince George’s fue localizado el sedán Infiniti negro de cuatro puertas utilizado por los pistoleros la noche del lunes. Como dato adicional precisaron que el coche no tenía el parachoques posterior. Al mismo tiempo, pidió la ayuda del vecindario para proveer cualquier información relacionada con los autores de este hecho criminal.

“Los vecinos de este lugar están muy indignados por los hechos ocurridos, donde una niña de 10 años que iba a entrar al 5to. grado en su escuela perdió la vida aquí. Todas las esperanzas y los sueños que sus familiares habían depositado en ella encontraron un doloroso final”, expresó Dickerson.

La Policía Metropolitana ofreció una recompensa de 25 mil dólares por detalles que lleven al arresto de los sospechosos.
Hasta el cierre de esta edición se desconocía el móvil del ataque y se investigaba si alguna de las víctimas era uno objetivo de los pistoleros.

COMO REPORTAR A LA POLICÍA

• Si usted tiene alguna pista relacionada con este caso, llame a la policía al 202-727-9099.
• También puede enviar un texto a la línea 50411 del departamento, donde el mensaje puede enviarlo de manera anónima.
• No olvide que hay una recompensa de $25,000 de por medio.