Policía desarticula red de narcotraficantes

MTA
MTA

Jossmar Castillo
Washington Hispanic

na investigación conjunta entre dos departamentos de policía de Virginia y Maryland, dieron con el arresto de 11 personas y la incautación de unos 400 gramos de heroína, 300 gramos de cocaína y varias armas de fuego.

Por casi un año la Unidad de Narcóticos del Departamento de Policía de Alexandria y el Departamento de Investigación Criminal de la Policía Estatal de Virginia, en Fairfax llevaron a cabo investigaciones por casos de sobredosis de heroína.

Con las órdenes de arresto y allanamiento en mano, las autoridades se trasladaron por las ciudades de Alexandria, Prince William y Fairfax, en Virginia, así como el condado de Prince George’s en Maryland.

Los hombres y mujeres acusados enfrentan cargos por crimen organizado, posesión y distribución ilegal de drogas.

Durante las pesquisas la policía incautó también 19 gramos de PCP, siete libras de marihuana, 10 armas de fuego y $18 mil en efectivo, propinándole un golpe certero a los criminales a la que denominaron “Operación Purple Rain”.

De acuerdo con las autoridades, son estas mismas personas los responsables de distribuir cerca de un kilo de heroína por las calles del área metropolitana de Washington, valorada en más de un millón de dólares.

«La lucha contra la heroína y el uso indebido de opioides ha sido una de mis principales prioridades como procurador general, y la cooperación y la colaboración en este caso demuestra que el Norte de Virginia comparte ese compromiso», dijo Mark Herring cuando dio a conocer sobre las aprehensiones.

Las series de sobredosis fueron reportadas por las salas de emergencias de los hospitales y miembros de la comunidad. Fue allí donde las autoridades, con ayuda de las presonas que lograron sobrevivir los efectos de la droga, descubrieron un distribuidor en común y empezaron las investigaciones.

La sobredosis de heroína y el uso inadecuado de opioides se ha convertido en un problema de salud pública durante los últimos años. En 2016, 26 personas en la ciudad de Alexandria fallecieron por el abuso de esta sustancia. En enero de este año se registraron 15 víctimas fatales en el Norte de Virginia.

El procurador Herring confía en que esta acción policial ayudará a salvar muchas vidas, toda vez que corta el enlace entre las personas adictas a la heroína y las personas a las que distribuían el producto.

La edad de los arrestados oscila entre los 31 y 63 años y los involucrados enfretan penas máximas de hasta 40 años tras las rejas.