Papa promete limpiar la Iglesia de abusos sexuales tras reporte de McCarrick

MTA
MTA

Magaly Marchena
Washington Hispanic

Un revelador informe publicado esta semana por el Vaticano sobre las investigaciones en el caso de abusos sexuales del excardenal de Washington, DC, Theodore McCarrick, ha generado dudas e interrogantes sobre el manejo y encubrimientos de la iglesia Católica en este tipo de situaciones.

Al parecer, según el reporte, los funcionarios de la iglesia, así como los mismos antecesores del papa Francisco, como el papa Benedicto y hasta san Juan Pablo II sabían de las acusaciones contra McCarrick por abusos sexuales de niños y adultos y no hicieron nada.

Tras la publicación del informe, el papa Francisco prometió que trabajaría para “desarraigar este mal” a pesar que también se le menciona en el reporte por haber seguido con el rumbo que marcaron sus antecesores sobre el caso McCarrick.

“El papa Francisco solo tenía informes de denuncias y rumores relativos a conducta inmoral con adultos que ocurrió antes del nombramiento de McCarrick a Washington”, dice el resumen del informe. Al creer que las denuncias habían sido revisadas y rechazadas por el papa Juan Pablo II y consciente de que McCarrick estuvo activo durante el pontificado de Benedicto XVI, el papa Francisco no consideró necesario modificar el enfoque que se había adoptado”.

La suerte de McCarrick cambió cuando un exmonaguillo en 2017 lo acusó de haberlo manoseado cuando era adolescente durante los preparativos de las misas de Navidad de 1971 y 1972 en Nueva York. Esta fue la primera acusación fundada contra McCarrick en la que estaba implicado un menor y dio lugar al juicio canónico que lo despojó del estado sacerdotal.

“Ayer se publicó el informe sobre el doloroso caso del excardenal Theodore McCarrick”, dijo Francisco en su audiencia semanal del miércoles desde el Vaticano.

“Renuevo mi cercanía a las víctimas de todo abuso y el compromiso de la Iglesia de desarraigar este mal”, dijo el papa.

El informe de más de 400 páginas tardó dos años en compilarse. El Vaticano lo publicó el martes.

El reporte planteó interrogantes incómodas sobre Juan Pablo y su secretario de confianza, el cardenal Stanislaw Dziwisz, quien ha sido objeto de un mayor escrutinio y críticas en su natal Polonia por acusaciones sobre que encubrió otros casos de abuso sexual por parte de clérigos.

Tan sólo esta semana, el director de la conferencia de obispos de Polonia, el arzobispo Stanislaw Gadecki, dijo que esperaba que “una comisión apropiada de la Santa Sede clarificara todas las dudas” sobre el historial de Dziwisz, escrutinio que el propio Dziwisz dijo que acogía.

En sus comentarios realizados el miércoles, Francisco elogió a Juan Pablo, amado en su natal Polonia y por muchos católicos en todo el mundo, pero que ha sido criticado por no haber tomado acciones contra los sacerdotes pederastas. El papa recordó que Polonia celebraba el miércoles su día de la independencia y citó a Juan Pablo al decirle a los jóvenes lo que significa ser verdaderamente libre.

“Aunque damos las gracias al Señor por el regalo de la libertad nacional y personal, nos viene a la mente lo que San Juan Pablo II enseñó a los jóvenes”, dijo, citando al pontífice polaco cuando explicó que ser libre significa ser “un hombre con la conciencia limpia, ser responsable, ser un hombre ‘para los demás’”.