Muriel Bowser: “Exigimos que DC sea el estado 51”

MTA
MTA

Víctor Caycho
Washington Hispanic

En un apasionado alegato en el Capitolio, la alcaldesa Muriel Bowser demandó el jueves 19 que el Congreso otorgue plena representación y el derecho al voto a los habitantes del Distrito de Columbia, para lo cual dijo que se hace imprescindible declarar a DC como “El Estado Número 51” de la nación.

“¿Se elevará el Congreso por encima de las consideraciones partidistas temporales y sus miembros actuarán como estadistas para decidir que DC sea un estado, como avalamos abrumadoramente en las urnas?”, preguntó la alcaldesa al final de su testimonio ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes.

Fue la primera audiencia sobre la ansiada “Estadidad de DC” en más de 25 años, en una ciudad donde varias calles y en edificios colindantes al Capitolio aparecieron con banderas de Estados Unidos llevando 51 estrellas en lugar de las tradicionales 50, por el número de estados que tiene el país.

La máxima autoridad edil de la ciudad se refirió a las “consecuencias prácticas y nefastas” que se dan por el hecho de que DC no tenga representación plena en el Congreso. “Nuestros hombres y mujeres se registran y están sujetos al servicio militar, pero no tenemos voto en el Congreso sobre si ir a la guerra…. Y desde la Primera Guerra Mundial, Washington DC ha enviado a casi 200 mil hombres y mujeres valientes para defender y luchar por la democracia en el extranjero y trágicamente 2 mil de esos patriotas nunca regresaron a casa”.

En su testimonio, Muriel Bowser señaló que los opositores a la Estadidad de DC han convertido ese tema en una cuestión partidista. “Pero, en última instancia, todo se reduce a la justicia”, dijo la alcaldesa.

Tuvo palabras contra los que alegan que DC es “demasiado pequeño” para ser un estado. “Pero somos más grandes en población que dos estados… y lo que es más, pagamos más impuestos federales per cápita que cualquier otro estado. Y pagamos más impuestos federales totales que 22 estados”.

También respondió el argumento de que DC “está mal gobernado”, y dijo que la ciudad tiene un presupuesto de $15,5 billones, “que hemos equilibrado 24 veces en los últimos 24 años”.

También cuestionó a quienes dicen que la Constitución lo prohíbe. “Eso es simplemente falso, como los expertos constitucionales han proclamado repetidamente”, dijo.

Luego, dirigiéndose a los miembros del comité de la Cámara Baja, expresó su seguridad de que se volverán a escuchar los mismos argumentos. “Pero seamos sinceros –señaló-, esos son argumentos de mala fe de personas que realmente se oponen a que DC sea un estado porque creen que significará dos senadores demócratas”.

“Es cierto que somos más de color y más liberales que algunos de ustedes, pero negar que DC sea un estado sería injusto sin importar quién se viera afectado”.

“Los estadounidenses tienen derecho a igual protección bajo la ley y es por eso que exigimos que DC sea un estado”, afirmó.

Primer gran paso

Franklin García, representante electo de DC ante la Cámara Baja del Congreso, se mostró emocionado al final de la audiencia, “por este primer gran paso” que se ha dado en el Congreso en el tema de la Estadidad de DC. “Tenemos mucho terreno por recorrer y es el inicio de algo positivo que se verá seguramente en los siguientes años”.

“Es tiempo ya de que el Congreso y el Estado corrijan una imperfección de nuestra democracia”, señaló.

García también envió un mensaje de aliento “a muchas personas que han estado librando esta lucha y que hoy miran acercarse un poco más ese sueño del Estado Número 51 para Washington DC”.

Dijo que ahora se espera un voto al respecto en el Pleno del Congreso, que podría suceder en los próximos meses, “aunque todavía nos faltan unos pocos votos que apoyen la Estadidad de Washington DC”.