Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo del 2017

MTA
MTA

Redacción
Washington Hispanic

Lo Bueno

DC Health Link sigue inscribiendo

Centenares de personas se están inscribiendo en el programa de salud privada DC Health Link, un servicio de enorme importancia ya que establece precios muy accesibles y está dirigido a los residentes en el Distrito de Colombia que no tienen seguro médico. Por eso lo hemos seleccionado como LO BUENO del Año 2017.

Al referirse a este proceso, Bowser pidió al vecindario a informar a todos los residentes que en Washington DC “todavía hay tiempo para asegurarse y continuar asegurado”. Pidió a la comunidad aprovechar este beneficio que ha puesto en narcha la Junta Ejecutiva de DC Health Link. Los habitantes de DC tendrán un período de inscripción más largo que en otros estados, explicó.

Bowser también señaló que DC Health Link sigue abierto para todos los residentes del Distrito de Columbia que así lo requieran.

Hay dos fechas importantes para el período de inscripción individual. La primera es el 15 de enero de 2018, para obtener la cobertura desde el 1 de febrero siguiente; y la segunda el 31 de enero, cuya cobertura empieza el 1 de marzo de 2018.

Los pequeños negocios, así como las personas y las familias que califiquen para Medicaid podrán registrarse en cualquier momento a través de la página web DCHealthLink.com.

Además, los residentes de DC pueden seguir inscribiéndose a este seguro médico a través de la página web www.DCHealthLink.com hasta el 31 de enero de 2018.

«Mientras algunos políticos electos están enfocados en dificultar el acceso a un seguro de salud, en DC nos mantenemos comprometidos a darle a los residentes el tiempo y los recursos que necesitan para comprar su plan», destacó Bowser durante el acto de lanzamiento del programa en la escuela internacional Carlos Rosario el miércoles 1 de noviembre.

Desde ese mes se han realizado varios conversatorios y ferias de salud, en los que se inscribió a las personas que necesitaban un plan de salud.

Lo Malo

Serie de masacres enlutan a EEUU

Varios atentados con numerosas víctimas fatales conmocionaron el país, todos en el segundo semestre del año. Fueron LO MALO del 2017, porque sembraron la muerte entre personas inocentes y porque demostraron lo riesgoso de vender armas sin un mejor conocimiento de los antecedentes de los compradores.
Pero el más tenebroso se perpetró el domingo 1 de octubre. El jugador de póker Stephen Paddock, de 64 años, tenía un arsenal de 23 armas en una suite en el piso 32 del hotel Mandalay donde se alojaba en Las Vegas, incluyendo rifles semiautomáticos. De pronto comenzó a disparar a una multitud que asistía a un concierto al aire libre.

Murieron 59 personas, varios de ellos hispanos, que disfrutaban de la música country esa noche en la llamada Ciudad del Juego.

Se considera que es la peor masacre ocurrida en la historia moderna de Estados Unidos, donde el pistolero llegó a disparar más de 1.100 balas, según reveló el alguacil Joe Lombardo. Las autoridades encontraron otras 4.000 balas no usadas en su habitación.

Los disparos de Paddock hirieron también a 535 personas, antes de suicidarse cuando se acercaban los agentes de la ley.

La policía no ha determinado el motivo de Paddock ni porqué dejó de disparar. Se le encontraron otras 19 armas en su casa, además de miles de cartuchos de munición, confirmó la policía de Las Vegas.
Semanas tras la masacre, las interrogantes sobre los motivos del atacante seguían sin respuesta.
El 31 de octubre, un inmigrante nacido en Uzbekistán e identificado como Sayfullo Habibullaevic Saipov, de 29 años, arrolló con su camioneta a ocho personas, en el area de Manhattan, Nueva York. Cinco turistas de nacionalidad argentina perecieron en el ataque, calificado de tererorista por las autoridades.

Saipov recibió un disparo de la policía en el abdómen luego de ser capturado tras una persecución.
Los cuerpos de los cinco argentinos muertos en el ataque terrorista fueron velados días después en la ciudad de Rosario, en Argentina. Centenares de personas acompañaron los féretros con los cuerpos de Hernán Ferrucchi, Alejandro Pagnucco, Hernán Mendoza y Diego Angelini.

En el mundo
El primer ataque terrorista grande en el 2017 se produjo en Año Nuevo, cuando un pistolero mató a 39 personas en un club nocturno en Estambul.

Un atentado suicida en el metro de San Petersburgo dejó 16 muertos y más de 50 heridos el pasado abril. Las autoridades rusas identificaron al autor como un ciudadano ruso de 22 años nacido en Kirguistán.
Blancos subsiguientes incluyeron una bomba en un concierto de Ariana Grande en Manchester y La Rambla de Barcelona.

En octubre, un camión bomba mató a más de 500 personas en Somalia. Y en noviembre, un ataque contra una mezquita en Egipto mató a más de 300.

Lo Feo

Sexo-escándalos, un tema imparable

Este año fue el inicio de un vendaval de acusaciones de abusos, acosos y conductas sexuales inapropiadas que causó la caída de renombrados políticos, populares figuras de Hollywood y muchos otros.

Es “LO FEO” de 2017, y al mismo tiempo lo que más se leyó en los periódicos. Puso a la luz una “costumbre” entre hombres prominentes en Estados Unidos, aunque nunca antes hubo nada cercano al diluvio de acusaciones desatado este año. Entre las figuras derribadas están el productor de cine Harvey Weinstein, el actor Kevin Spacey, los presentadores televisivos Bill O’Reilly, Matt Lauer y Charlie Rose, y el célebre director de orquesta James Levine. También varios políticos como el candidato senatorial estadounidense Roy Moore, lo que le costó su reelección, y el senador demócrata Al Franken, obligado a renunciar.

Pero la lista no acaba, como veremos más adelante.