Llama a la policía y confiesa haber asesinado a Emily Lu

Durante más de 50 días, los familiares de Emily Lu, una trabajadora de 72 años que residía en el área de Lorton del condado de Fairfax, Virginia, hicieron campañas con los medios de comunicación y ofrecieron recompensas en dinero tratando de encontrarla desde que ella desapareció misteriosamente tras llegar a su casa la noche del 3 de junio.

El viernes 24 se desveló el misterio, que acabó con todas sus esperanzas de encontrar con vida a la mujer nacida en Taiwan pero que vivió en Virginia durante más de tres décadas. Emily Lu había sido asesinada con saña y crueldad y su cuerpo encontrado en un área boscosa, aproximadamente a una milla de su residencia localizada en la cuadra 9200 de Davis Drive, Lorton.

MTA

Ese viernes, Brian George Sayrs Jr., de 25 años, llamó a la policía de Fairfax ofreciéndoles una información importante sobre el caso. Una patrulla llegó al lugar convenido, un estadio de béisbol del condado vecino de Prince William. Allí estaba Sayrs Jr., sentado en un banco del estadio. Luego condujo a los detectives hasta una zona llena de maleza, en un callejón sin salida cerca del Laurel Hill Golf Club, en Lorton. En ese lugar descubrieron el cuerpo de Emily Lu.

Sayrs, quien había sido inquilino en la casa de Lu cuando ocurrió la desaparición, confesó haber cometido el homicidio, pero sin dar a conocer algún móvil, según declaró el jefe de la policía de Fairfax, Kevin Davis, en conferencia de prensa que ofreció al día siguiente. “Estamos investigando todo y con suerte tendremos una respuesta a eso», dijo.

La policía ya había interrogado varias veces a Sayrs, pero él siempre rechazaba conocer algo acerca del asesinato de la mujer. Sin embargo, se tenían sospechas fundadas y ya se alistaba un perfil donde apatrecía como el sospechoso número uno. “Se estaba construyendo un caso en su contra, aún sin el cuerpo de Lu”, reveló el jefe policial.

Los investigadores estiman que Lu fue asesinada en su casa de Lorton y luego su cuerpo fue llevado al lugar donde se le encontró el viernes.

Kevin Davis agradeció la colaboración del vecindario, que proporcionó numerosas pistas relacionadas con la desaparición de Lu, así como a la prensa escrita y televisada. Asimismo, dijo que grupos de rastreo policial buscaron en Virginia y fuera del estado en busca de evidencias. También drenaron un estanque cercano a la casa y recuperaron evidencias de video durante los operativos de búsqueda de Lu de más de 50 días.

Lu fue vista por última vez en la noche del 3 de junio, en un video de vigilancia mientras compraba en una tienda Aldi en el área de Woodbridge, Prince William, aseveró la policía. Ella no se presentó a trabajar al día siguiente en un centro de ayuda a personas de la tercera edad, y fue reportada como desaparecida.

La policía acudió a la casa de Lu el 4 de junio y encontró su vehículo estacionado en el porche. Descubrieron comestibles frescos en el asiento posterior, pero no había señales de ingreso forzado a la casa.

Jennifer Ball, la única hija de Lu, describió a su madre como una persona «muy generosa y amable». Su madre había trabajado en informática antes de jubilarse. Después lo hizo en un centro de cuidado de ancianos en Annandale, Fairfax, ayudando a los adultos mayores durante la pandemia.

Sayrs se encuentra detenido sin derecho a fianza en la cárcel del condado de Fairfax.

Víctor Caycho