Graduando muere apuñalado en Maryland

MTA
MTA

Jossmar Castillo
Washington Hispanic

l nombre de Richard Collins III retumbó en las paredes de una arena deportiva el pasado 23 de mayo, cuando se realizaba en College Park la graduación de unos estudiantes Bowie State University. El joven de 23 años, catalogado como un hombre ejemplar, no pudo recibir su diploma de administración de empresas, porque tres días antes otro muchacho le quitó la vida de una puñalada.

El pasado martes las autoridades educativas colocaron en una silla vacía la vestimenta que luciría Collins III como un graduando más. Sus padres acudieron al llamado para recibir el diploma en Administración de Empresas al que se hizo acreedor.

«Hagamos un pausa ahora en un momento de silencio y contemplación de lo que cada uno de nosotros puede hacer para promover una paz mayor, harmonía y amor que parece que hace mucha falta en nuestro país y el mundo actualmente,» manifestó Mickey Burnim, presidente de la Bowie State University.

La muerte de Collins fue estremecedora. La policía reporta que el sábado en la madrugada, como a eso de las 3:00, Collins y unos amigos estaban en la parada del campus de la Universidad de Maryland esperando el autobús.

Cuando supieron que los buses no viajan a esa hora pidieron el servicio de un Uber. Mientras esperaban escucharon el grito de una persona. Se trataba de Sean Christopher Urbanski, un muchacho de 22 años y estudiante de la Universidad de Maryland.

«Muévete a la izquierda si sabes qué es lo mejor para ti,» dijo Urbanski. Collins respondió que no, según lo muestran los documentos en la corte. Urbanski siguió caminando hacia el grupo, sacó un cuchillo y se lo enterró en el pecho a Collins III.

Los amigos de Collins III llamaron a la policía y al número de emergencia para brindarle asistencia médica lo más pronto posible, mientras Urbanski permaneció en el lugar a unos metros de donde ocurrió el crimen.

La policía a cargo de la investigación solicitó asistencia de investigadores federales por sospechas de que se trató de un crimen racial. Collins III era negro y Urbanski, blanco. Además, se dieron cuenta de que pertenece a un grupo de facebook llamado «Alt-Reich: Nation», cuyos miembros se caracterizan por publicar material ofensivo contra africano americanos y otros grupos.

«La peor pesadilla de un padre ha tocado a mi puerta,» dijo el padre de Richard Collins III. Ellos estuvieron presente el lunes en una corte de Maryland cuando un juez le negó a Urbanski la oportunidad de salir en libertad bajo fianza mientras se inicia un juicio en su contra.

«Richard Collins III tenía todas las razones para vivir. Fue una persona que representaba lo mejor de esta comunidad en cada forma», dijo la fiscal estatal por el condado de Prince George’s, Angela Alsobrooks.

La defensa argumentó que Urbanski estaba «intoxicado e incoherente» y por eso querían que se le diera arresto domiciliario con un gps, pero el joven es considerado como un peligro para la comunidad.
La audiencia para Urbanski fue establecida para el 15 de junio.