Fuertes medidas contra conductores distraídos

MTA
MTA

Jossmar Castillo
Washington Hispanic

l Distrito de Columbia avanzó esta semana un proyecto de ley que busca incrementar las sanciones contra los conductores distraídos de una manera sistemática que de ser multado tres veces en 18 meses, sus licencias podrían ser suspendidas.

La iniciativa fue discutida por el Concejo del Distrito y de ser aprobada, se convertiría en una de las leyes más duras para los conductores que dividen su atención entre la carretera y lo que sucede en las redes sociales a través de sus teléfonos.

Pero la realidad sobrepasa las buenas intenciones de los legisladores en la capital de la nación, puesto que en este momento la administración no cuenta ni con la tecnología ni el presupuesto para poner este plan en marcha que fue presentado el martes por el concejal Phil Mendelson.

En el proyecto, cuya votación final se hará el otro mes, se estipula que aquella persona que la policía sorprenda con un teléfono o cualquier otro dispositivo en sus manos que no sea el timón, sería multado con $100 dólares la primera vez; de violar la ley en una segunda ocasión pagaría $150; y si comete la misma violación por tercera vez en 18 meses debería pagar $200 dólares y su licencia sería suspendida de 30 a 90 días.

Sin embargo actualmente la policía no cuenta con los medios para determinar con qué regularidad una persona haya cometido una falta y se estima que no sea hasta el 2020 cuando se tengan los fondos necesarios para hacer cumplir una ley de este tipo.

La concejal del Distrito 3, Mary Cheh, mencionó que hay razones para que la policía de Washington esté equipada con tecnología que permita el sistema gradual de multas, no sólo para esta iniciativa, sino para otras que se han querido introducir, pero se han encontrado con el mismo obstáculo.

“Solo basta pararse en una esquina transitada del Distrito para ser testigo, de primera mano, de la mala costumbre de los conductores de manejar mientras tienen el celular en la mano”, dijo José Ramírez, quien trabaja en DC y se transporta en bus hacia su residencia en Virginia.

Y es que la situación es como una enfermedad fuera de control. De acuerdo con la oficina regional de la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA, en inglés), un 42.3 por ciento de los conductores encuestados en todo el país admitieron haber leído mensajes de textos o correos electrónicos mientras manejaban en los últimos 30 días. El 70% confesó haber hablado por teléfono mientras conducían.

En El Distrito de Columbia se han puesto unas 100 mil sanciones a conductores distraídos del 2004 al 2014, lo que se traduce en un promedio de siete mil por año.

A través de una nota de prensa el vocero de AAA del Atlántico Medio, John Townsend, aplaudió las buenas intenciones de las autoridades del Distrito, pero también mostró su preocupación en ciertos aspectos de la legislación.

Uno de ellos es que la ley no especifica que únicamente los conductores del Distrito enfrentan este incremento en las sanciones, por lo que no esta claro cómo las autoridades suspenderían a los que tienen licencias fuera de su jurisdicción.

LA CIFRA

7000 Multas al año coloca DC a conductores distraídos.