EEUU se retracta del cierre de la oficina de los palestinos

MTA
MTA

AP
Washington Hispanic

l gobierno de Donald Trump dio marcha atrás el viernes a su decisión de ordenar el cierre de la oficina de los palestinos en Washington, y en lugar de ello indicó que solo impondrá ciertas restricciones a la oficina que espera sean suspendidas después de 90 días.

La semana pasada, funcionarios estadounidenses dijeron que la misión de la Organización para la Liberación de Palestina tenía que cerrar porque los palestinos habían violado una cláusula en las leyes de Estados Unidos, la cual requiere que la oficina cierre si los palestinos intentan que la Corte Penal Internacional enjuicie a los israelíes. La medida generó una desavenencia mayor en las relaciones entre Washington y los palestinos que amenazaba con hundir el ambicioso esfuerzo de Trump de orquestar la paz en Medio Oriente incluso antes de que despegara.

Sin embargo, el gobierno estadounidense demoró en cerrar la oficina durante una semana al tiempo que afirmó que estaba ultimando los detalles junto con los palestinos, antes de revertir el rumbo abruptamente el viernes por la noche mientras muchos estadounidenses disfrutaban un largo fin de semana por el Día de Acción de Gracias. Edgar Vasquez, portavoz del Departamento de Estado, dijo que Estados Unidos le había “recomendado a la oficina de la OLP que limitara sus actividades a las relacionadas con lograr una paz amplia y perdurable entre los israelíes y los palestinos”.

Vasquez dijo que incluso esas restricciones pueden ser canceladas después de 90 días si Estados Unidos determina que los palestinos y los israelíes se encuentran en conversaciones de paz reales. La Casa Blanca, en un esfuerzo encabezado por Jared Kushner, asesor y yerno de Trump, ha estado preparando un amplio plan de paz para presentarlo a ambas partes en los próximos meses.

“Por lo tanto, estamos optimistas de que al concluir este periodo de 90 días, el proceso político podría estar lo suficientemente adelantado como para que el presidente esté en posición de permitir que la oficina de la OLP reanude sus operaciones completamente”, señaló Vasquez.

El cambio de posición representó un abandono radical de la interpretación que hacía el gobierno de la ley apenas una semana antes.

Entonces las autoridades habían dicho que, de una forma o de otra, la oficina tenía que cerrar porque el presidente palestino Mahmoud Abbas, en un discurso ante las Naciones Unidas en septiembre, había exhortado a la Corte Penal Internacional a que investigara y enjuiciara a los israelíes. Sin embargo, esa misma ley dice que el presidente puede permitir que la oficina reabra después de 90 días a pesar de una pesquisa de la corte penal si los israelíes y los palestinos están llevando a cabo conversaciones de paz en serio.

Al preguntársele cómo explica el gobierno de Trump su nueva interpretación de lo que debe pasar si los palestinos piden una investigación de la corte, Vasquez respondió: “Estas acciones son congruentes con las autoridades del presidente para conducir las relaciones exteriores de Estados Unidos”.