Donan cientos de “gift card” y vales de comida en Virginia

Víctor Caycho
Washington Hispanic

A un almacén de alimentos al por mayor de Virginia, actualmente cerrado por el coronavirus, se le ocurrió una gran idea para ayudar a la comunidad asentada en el Norte de Virginia: enviar centenares de tarjetas de regalo a sus clientes.

MTA

De esa manera, el almacén Haymarket Regional Food Pantry, localizado en el área de Haymarket, logró un doble objetivo: desocupar sus grandes depósitos, que estaban repletos de productos por los días sin ventas, y al mismo tiempo apoyar a muchas familias que encaran problemas financieros al quedar sin trabajo por las medidas para prevenir la propagación de la pandemia.
“Tuvimos que pensar en algo original y al mismo tiempo muy positivo para todos”, dijo la directora del almacén, Eileen Smith. Desde ahí se distribuye los productos a varias tiendas minoristas del Norte de Virginia.

Delante de los estantes y depósitos del mercado ahora vacíos, Smith dijo que anteriormente llegaban miles de clientes al mes, en su mayoría de los condados de Prince William y Fauquier.

La solución fue adquirir centenares de “gift cards”, logrando que sus depósitos queden desocupados y que mucha gente tenga una ayuda que tanto necesita.

“Repito, aquí ganamos todos, pero lo más importante es que hemos colaborado con la economía local y con los clientes, que nos han expresado una maravillosa gratitud”, dijo la ejecutiva.

En sólo una semana, el mercado de Haymarket entregó más de 15 mil dólares en tarjetas de regalo a unas 200 familias, la mitad de los cuales llegaron a sus instalaciones por primera vez a recoger los productos.

Vales de alimentos

Otra acción de ayuda comunitaria en medio de la pandemia del coronavirus se dio en Middleburg, un área situada en el condado de Loudoun, Virginia.

Allí el alcalde Trowbridge Littleton dispuso la compra de miles de vales para que la población pueda canjearlos en cualquiera de los 13 restaurantes de la localidad participantes.

La ciudad adquirió 500 vales (vouchers) valorizados en 20 dólares cada uno, para cada uno de dichos restaurantes. Tienen plazo para canjearlos por todo este mes.

De esta manera se ayuda a esos negocios, muy cotizados en el área, con 10 mil dólares a cada uno, que enfrentan una precaria situación.