DC honra a Sonia Gutiérrez

MTA
MTA

Víctor Caycho, Washington Hispanic.

na calle de la zona Noroeste (NW) de Washington DC será bautizada este viernes 5 como ‘Sonia Gutiérrez Campus Way’, por votación unánime de los miembros del Concejo de la ciudad capital de la nación. Es la primera vez en la historia que una persona de origen hispano obtiene este reconocimiento en vida de parte del gobierno local del Distrito de Columbia.

“Se trata de un justo reconocimiento al liderazgo y activismo de Sonia Gutiérrez a la comunidad de inmigrantes y a una mujer que con su visión y liderazgo ha cambiado muchísimas vidas, y que continúa inspirando a estudiantes, empleados y miembros de la comunidad”, señala la actual directora ejecutiva y CEO de la Escuela Pública Charter Carlos Rosario Internacional, Allison Kokkoros.

“Sonia Gutiérrez es sin duda una líder impresionante y más que todo una mentora, no solamente para mí sino para todo el equipo de la escuela y para muchísimos miembros de la comunidad”, añade, en declaraciones a Washington Hispanic.

Sonia Gutiérrez es sin duda una líder impresionante y más que todo una mentora, no solamente para mí sino para todo el equipo de la escuela y para muchísimos miembros de la comunidad”

El homenaje de la ciudad se iniciará a las 10:30 de la mañana, a la altura de la cuadra 500 de la Calle V, en la zona Noroeste de DC, donde será bautizada la calle con el nombre de la educadora puertorriqueña y que llegará hasta el edificio del ‘Sonia Gutiérrez Campus’, el moderno edificio que forma parte de la Escuela Carlos Rosario.

Sonia Gutiérrez es actual miembro de la Junta Directiva de la escuela y también preside la Community Capital Corporation, una organización sin fines de lucro que provee apoyo a la escuela Carlos Rosario y que construyó su nuevo local, ahora denominado Sonia Gutiérrez Campus. “Sonia está muy involucrada con la escuela, que, como ella diría, es su vida”, explica la directora.

La escuela Carlos Rosario, fundada hace 43 años, no solo sirve a 2 mil 500 alumnos al año, sino que ha recibido a más de 70 mil estudiantes en sus aulas, “por lo que es reconocida como un modelo de excelencia en educación para adultos e inmigrantes, gracias al liderazgo de Sonia Gutiérrez”, recalca.

Refiere que hace 21 años conoció a Sonia, “y recuerdo especialmente una marcha de varias horas, con ella a la cabeza, y al final fuimos a almorzar, me senté a su lado, y de pronto Sonia voltea, me mira fijamente y de pronto me dice: ‘un día tú vas a estar mucho más involucrada en esta escuela’. Jamás me olvidaré de esas palabras tan proféticas. Al final, el local escolar fue cerrado. ¡Pero mire, dónde estamos ahora, gracias a Sonia Gutiérrez!”.

Allison Kokkoros, directora ejecutiva y CEO de la Escuela Carlos Rosario, habla acerca del legado de Sonia Gutiérrez. Foto: Álvaro Ortiz / Washington Hispanic

Las “washingtonrricas”

Por su parte, Patricia Sosa, presidenta de la Junta Directiva de la escuela Carlos Rosario, da un testimonio personal de su años de trabajo junto a Sonia Gutiérrez. “Lo mío es una relación más personal, desde la comunidad puertorriqueña. Sonia y yo fuimos nacidas y criadas en la isla del encanto, Puerto Rico, y vinimos a vivir a Washington. Siempre le digo a Sonia que somos ‘washingtonrricans’, o puertorriqueñas en Washington, y que ella es la alcaldesa de la comunidad ‘washingtonrrica’ en Washington DC”, dice riendo.

Relata que Sonia le pidió ayudar y apoyar a la escuela Carlos Rosario en el 2002, cuando empezaba la construcción del campus en la calle Harvard. “Trajeron gentes de los diferentes países que están representados en el cuerpo de estudiantes de la escuela, acababa de pasar el atentado del 11 de septiembre de 2001 y el país todavía sufría el impacto de la caída de las Torres Gemelas en Nueva York. A ese evento de inicio de la construcción llegó gente de todas partes, colaborando, bailando, haciendo todo tipo de actividades”.

“Ese es precisamente el trabajo que han hecho la escuela Carlos Rosario y Sonia Gutiérrez, la de unir a la gente que viene de diferentes partes del mundo, que habla diferentes idiomas, y ayudarlos a apreciar todo lo positivo que tiene el Sueño Americano”, señala la presidenta de la Junta, electa en el cargo hace dos semanas.

“Vemos que ese legado de Sonia Gutiérrez está sobreviviendo, y que su visión, sabiduría y energía siguen siendo parte de la comunidad”, afirma Sosa.

Patricia Sosa, presidenta de la Junta Directiva de la institución educativa. Foto: Álvaro Ortiz / Washington Hispanic

Añade que “la instrucción, los valores, la calidad del servicio, la calidad administrativa de la escuela y todos los sistemas que son replicables, Sonia los ha dejado en manos de Allison (Kokkoros). Creo que ahí está la grandeza del legado de Sonia Gutiérrez, que va a sobrevivir al individuo para seguir sirviendo a la comunidad”.

Muchos estudiantes inmigrantes, en buena proporción de origen hispano, asisten a las clases del programa de Artes Culinarias en el nuevo edificio del Sonia Gutiérrez Campus, fundado el año pasado y perteneciente a la Escuela Carlos Rosario. Foto: Álvaro Ortiz / Washington Hispanic