Candidatas hispanas de MD, derrotadas pero no vencidas

MTA
MTA

VÍCTOR CAYCHO
WASHINGTON HISPANIC

na verdadera fiesta cívica con un récord de votantes protagonizó Maryland en las primarias realizadas el martes 26 en ese estado, donde los precandidatos presidenciales Hillary Clinton, por el Partido Republicano, y Donald Trump, por el Partido Demócrata, se alzaron con amplias victorias. La primera, con un 63 por ciento de los votos derrotó a su contendor Bernie Sanders (33%), y el segundo con el 55 por ciento, por encima de sus rivales John Kasich (22,4%) y Ted Cruz (18,8%).

Con ese resultado, y las victorias obtenidas el mismo día en Pensilvania, Connecticut y Delaware, Clinton ya supera el 90 por ciento de los delegados que necesita para ser nominada candidata presidencial de los demócratas para las elecciones generales del martes 8 de noviembre.

Trump también logró un importante avance al ganar los cinco estados en los que compitió y los 105 delegados en juego, aunque todavía no alcanza la mayoría necesaria.

La atención política también se centró en tres competencias electorales primarias por un asiento en el Senado federal y dos en el Congreso federal, todos representando a Maryland. En esta última participaban dos conocidas líderes de la comunidad hispana, las actuales delegadas estatales Ana Sol Gutiérrez (nacida en El Salvador) y Joseline Peña-Melnyk (de origen dominicano).

Si bien no ganaron, ambas se mostraron orgullosas por la campaña realizada y por el récord de votos recibidos en sus respectivas jurisdicciones. Ana Sol lo hizo por el Distrito 8 y Peña-Melnyk por el Distrito 4 de Maryland.

Asimismo, señalaron que los dos candidatos que resultados electos en las primarias demócratas –Jamie Raskin, por el Distrito 8, y Anthony Brown, por el Distrito 4- “son amigos de la comunidad hispana y muy conocedores de los problemas de nuestra gente”.

Por la unidad
Joseline Peña-Melnyk logró más de 20 mil votos en el Distrito 4, que comprende los condados de Anne Arundel y Prince George’s. Quedó tercera, por debajo de los renombrados políticos Brown y Glen Ivey, ambos afroamericanos.

“Yo le puse un 200 por ciento, no tengo nada de qué arrepentirme y me siento muy orgullosa del trabajo que hicimos”, declaró a Washington Hispanic.

Reveló que el mismo martes 26 por la noche felicitó por teléfono a Anthony Brown, ex vicegobernador
demócrata de Maryland. “Le dije que si bien yo no había ganado me alegraba mucho que él haya salido victorioso. Yo lo apoyé cuando fue candidato para gobernador. Somos muy buenos amigos y nos llevamos muy bien”, afirmó.

Peña-Melnyk aseguró que Brown llevará la agenda hispana al Capitolio de Washington cuando resulte elegido en noviembre. Se comprometió a hablar con él sobre este aspecto durante la reunión de todo el liderazgo demócrata programada para el jueves 28 en un hotel de College Park.

Asimismo, indicó que se mantendrá por dos años más como delegada estatal de Maryland, “donde seguiré trabajando por los temas de la salud, la educación, que son muy importantes para mi”.

Sin millones
Por su parte, Ana Sol Gutiérrez expresó su agradecimiento a los más de 6 mil electores que votaron por ella y que la colocaron en un destacado cuarto lugar entre nueve candidatos por el Distrito 8 de Maryland, que abarca los condados de Carrol, Frederick y Montgomery.

El triunfador fue Jamie Raskin, actual senador estatal de Maryland, a quien felicitó por intermedio de Washington Hispanic. “Raskin hizo una excelente campaña, contra muchos ataques y mucho dinero. Lo felicito no sólo por haber ganado sino por haberse mantenido por encima de los millones que se estaban gastando. Con Jamie somos muy amigos, de hace muchos años, y su padre trabajó junto con el mío. Somos de la misma guardia. Nuestros padres eran muy progresistas y nosotros también”, señaló.

Raskin es profesor de Derechos Civiles y Constitucionales “y sé que él lucha para apoyar a todas las personas que estén siendo discriminadas o no que no están teniendo oportunidad”.

Por lo demás, trabajó de cerca con CASA de Maryland en el pasado.

Más adelante, refirió que ella también estará dos años más como delegada estatal en la Asamblea Legislativa de Maryland. “Ya tengo la agenda lista para el próximo enero, y esta vez renovaré mis esfuerzos para que se logre tener más acceso a la educación bilingüe, especialmente en los condados de Prince George’s y Montgomery”, destacó.