Bebé de tres semanas muere maltratada en MD

MTA
MTA

Jossmar Castillo
Washington Hispanic

na bebé de apenas tres semanas de nacida es la más reciente víctima fatal por violencia doméstica en el condado de Prince George’s, según las autoridades policiales de esta jurisdicción.

Néstor Hernández, de 27 años, fue puesto bajo arresto el martes, luego de que las autoridades determinaran que su pequeña hija, Kendra Hernández, murió en un hospital de la localidad a causa de varios golpes sufridos en su cuerpo mientras estaba en su cuidado.

Una llamada al número de emergencia 911 guió a una ambulancia, que se encargó de trasladar a la bebé desde la cuadra 6800 de la Patterson Street al centro médico, en donde dijeron que sufrió heridas en su hígado, el bazo, hemorragia de la retina y varias costillas rotas, según indican los documentos.

De acuerdo con las investigaciones, Néstor Hernández cuidaba de la pequeña el pasado 6 de abril. Ese día la pequeña Kendra se durmió en el pecho de Néstor. Al rato Néstor también se quedeo dormido y despertó cuando supuestamete sintió que la pequeña rodaba de su pecho.

Hernández contó a las autoridades que intentó apañar a la bebé antes de que cayera al suelo, pero aparentemente en su esfuerzo lo que hizo fue caer sobre ella. El hombre dijo que poco después de eso notó moretones en el abdomen de la bebé.

El sábado 8 la madre de la bebé volvió a dejarla bajo el cuidado de Néstor Hernández y, mientras estaba haciendo sus mandados recibió una llamada de Hernández que le informaba que algo pasaba con Kendra, que parecía enferma.

La mujer se dirigió inmediatamente al lugar y al llegar encontró a la bebé inconsciente en su cuna, con vómito saliendo de su boca. Fue entonces cuando, cerca de la 1:00 de la tarde, llamó al 911.

La bebé falleció el domingo 9 de abril y la oficina forense pudo determinar que los golpes que provocaron su muerte fueron recibidos a las dos o tres horas previas a la llamada de emergencia.

Hernández, preso en la cárcel del condado, enfrenta cargos por homicidio involuntario, además de otras ofensas.