Atrapan a sospechosos de matar a salvadoreño

MTA
MTA

Jossmar Castillo
Washington Hispanic

a policía de Manassas, Virginia, realizó el segundo arresto como consecuencia del asesinato de un hombre de 25 años, cuando salía de un restaurante la madrugada del pasado 17 de abril, después de una noche de diversión con sus amigos.

Esta semana las autoridades dieron con la captura de un joven de 16 años, cuya identidad, por motivos de su edad, no fue revelada. Se presume que fue uno de los dos jóvenes captados por un video de vigilancia atacando mortalmente a Wilfredo Guardado Huezo.

Un día después del incidente, la policía detuvo a Denis Alexander Sánchez, un muchacho de 20 años a quien señalan como conductor de una camioneta en la que se transportaban los agresores.

Esa madrugada Sánchez fue visto dentro del establecimiento donde estaba Guardado Huezo. Sólo unos metros lo separaban de él. Cuando Guardado Huezo se retiraba, Sánchez fue al baño, supuestamente para dar aviso a los que estaban en el carro.

Habían pasado unos cuantos minutos después de la 1:00 de la madrugada cuando una persona escuchó dos disparos seguidos, hubo una pausa y luego escuchó otros tres. El hombre llamó al número de emergencias 911 y caminó hacia donde oyó las detonaciones.

Al llegar vio a Guardado Huazo en el suelo, quien además de los balazos presentaba varios cortes en su cuerpo, pero no había rastro de los agresores. “Le pregunté que quién era y quien le hizo eso, pero no podía hablar”, dijo el testigo. Lo único que escuchaba eran gemidos de angustia.

Un vecino de un parque de trailers que también escuchó los disparos vio a dos muchachos corriendo, como si hubiesen robado algo. El testigo también vio que uno de ellos tenía una pistola en la mano, mientras que otro parecía tener una pistola en su pantalón. La policía lanzó un operativo de búsqueda con perros y todos que inicialmente no dio resultados positivos.

Hasta el momento la policía no tiene una idea clara del motivo de la muerte de Wilfredo Guardado Huezo, sin embargo descartan que se trate de un hecho relacionado con pandillas. Guardado no tiene antecedentes penales y no mostraba tatuajes en su piel. Las autoridades piden a la comunidad su apoyo para capturar al resto de los sospechosos ene ste caso.

El hombre fue descrito como una persona hogareña, decente, trabajadora y que le gustaba pasar tiempo con sus amigos. Sus familiares iniciaron una colecta en la página GoFundMe para repatriar su cuerpo a su nativo El Salvador.