Aprueban ley de licencia familiar pagada

Jossmar Castillo
Washington Hispanic

os trabajadores del Distrito de Columbia celebran una dulce victoria después de que, por votación mayoritaria, el Concejo aprobó una ley que permite a las personas empleadas en la capital de la nación, que se ausenten por motivos médicos o familiares, y aún así recibir una buena parte de su salario.

MTA

Los legisladores a favor de la medida se impusieron sobre los que la rechazaban para una votación final de 9 a 4, lo que causó el regocijo de decenas de que se encontraban la tarde del 20 de diciembre y que por las últimas semanas inundaban los pasillos del edificio Wilson.

Con el “Universal Paid Leave Amendment Act of 2016” se establece un sistema de pago para los empleados del sector privado que pasan más del 50% de su trabajo en Washington D.C. Un Fondo en el que los empleadores tendrían que pagar 0.62% de impuesto de planilla por cada empleado, permitirá que los trabajadores empiecen a recibir los beneficios en el año 2020.

Este fondo trabajaría de una forma similar al seguro por desempleo, o un seguro social, por lo que a la hora de que un empleado necesita un tiempo fuera de la empresa, el empleador no tendrá que cargar directamente con los costos que acarrearía la ausencia de uno de sus colaboradores.

Se estima que este impuesto a la planilla recogería unos $250 millones al año para cubrir los costos del programa.

Bajo la legislación, los empleados que estén cubiertos tendrán acceso a un permiso de trabajo remunerado por tres situaciones, ocho semanas para los que serán padres, seis semanas disponibles para quienes tengan que cuidar de un familiar con una seria enfermedad, y dos semanas de licencia personal por enfermedad.

Las personas que hacen hasta 1.5 veces el salario mínimo (o unos $810 a la semana) pueden obtener el 90 por ciento de sus ingresos en el programa y, a continuación, 50 por ciento de lo que puedan hacer arriba de eso, con un límite de $1000 por semana.

De esta manera el Distrito de Columbia se convierte en una de las pocas jurisdicciones en las que se aprueba una legislación tan generosa con respecto a los permisos de trabajo en un país donde el gobierno federal no establece este tipo de beneficio laboral.

Otros estados con iniciativas similares y que ya están en funcionamiento son California, New Jersey y Rhode Island, mientras que en New York se espera que entre en efecto a partir del 2018.

Por ahora la iniciativa pasó al despacho de la alcaldesa Muriel Bowser para su firma, sin embargo, en el pasado sostuvo que no firmaría una ley que supuestamente afectaría a los empresarios del Distrito de Columbia, y beneficiaría más a los trabajadores que viven en Virginia y Maryland, pero que laboran en Washington, que a los mismos residentes.

Sin embargo, si se mantiene la votación que se obtuvo de 9 contra 4, es suficiente para invalidar un posible veto de la alcaldesa. Aún así, la iniciativa tiene una enorme montaña que escalar, toda vez que debería recibir el visto bueno del Congreso.

La iniciativa pasó al despacho de la alcaldesa Muriel Bowser para su firma, sin embargo, en el pasado sostuvo que no firmaría una ley que supuestamente beneficiaría más a los trabajadores que viven en Virginia y Maryland, pero que laboran en Washington, que a los mismos residentes.