Venezuela: Congreso desafía a Asamblea Constituyente

Washington Hispanic

AP

MTA

a Asamblea Nacional realizó el sábado una sesión extraordinaria en abierto desafío a la oficialista Asamblea Constituyente, que la víspera asumió sus competencias legislativas, mientras crece la presión internacional y las amenazas de sanciones contra Venezuela.

El Congreso _ de mayoría opositora _ descartó que vaya reconocer la decisión de la Constituyente y aprobó la creación de una comisión que investigará las medidas del nuevo cuerpo y evaluará posibles acciones legales locales e internacionales.

“Este es un Parlamento en resistencia frente a una dictadura militar armada que secuestró sus espacios”, dijo el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, al anunciar que la oposición emprenderá nuevas acciones en el exterior para intensificar la presión internacional contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Guevara indicó, en un discurso que ofreció en la sesión, que el órgano oficialista lo que busca al intentar disolver el Congreso es asumir las atribuciones para aprobar nuevos endeudamientos externos que ayuden al gobierno de Maduro a enfrentar la crisis económica.

Los embajadores y representantes diplomáticos de Chile, Italia, Alemania, Austria, Polonia, México, Francia, España, Inglaterra, Portugal, los Países Bajos, Estados Unidos, Argentina y Japón acudieron el sábado al Congreso, ubicado en el centro de la capital, para estar presente en la sesión.

La presidenta de la Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, negó que el decreto que aprobaron sobre las competencias legislativas represente la disolución de la Asamblea Nacional, e instó a los congresistas opositores a que convivan con el nuevo cuerpo «respetando sus decisiones».

La Constituyente emitió el decreto luego de que la directiva de la Asamblea Nacional se negó a comparecer ante el nuevo cuerpo al que considera «fraudulento».

La decisión de la Asamblea Constituyente contra el Congreso generó el rechazo de diferentes gobiernos y del secretario general de la OEA, Luis Almagro, que expresó en su cuenta de Twitter que «hoy es más imperativo que nunca Consejo Permanente extraordinario» para debatir sobre la crisis venezolana.
Almagro indicó que el decreto representaba un «atentado inconstitucional» directo a la existencia de la Asamblea Nacional.

Estados Unidos también condenó la decisión de la Constituyente, y dijo en un comunicado del Departamento de Estado que mientras el gobierno del presidente Nicolás Maduro siga comportándose como «una dictadura autoritaria» están dispuestos a llevar «todo el peso del poder económico y diplomático estadounidense” en apoyo al pueblo venezolano y su intento de restaurar su democracia.

El gobierno venezolano rechazó, en un comunicado de la Cancillería, el pronunciamiento del Departamento de Estado, e indicó que las acciones de Washington representan “nuevas excusas” para continuar avanzando su “plan expansionista de agresión militar e intervención” en Venezuela.

Caracas exhortó a la comunidad internacional a que condenen la “conducta forajida e irresponsable” de Estados Unidos.

A inicios de mes Washington amenazó con aplicar sanciones económicas contra Venezuela si seguía adelante con el proceso para reescribir la constitución. Maduro y más de una decena de funcionarios y constituyentes venezolanos han sido sancionados en las últimas semanas por Estados Unidos.

Por su parte España también rechazó la decisión de la Asamblea Constituyente y dijo en un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores que promoverá junto con sus socios de la Unión Europea la “aplicación de medidas restrictivas de carácter individual apropiadas para dar respuesta a la gravedad de la situación”.

El presidente de la corporación estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), Eulogio Del Pino, dijo que la empresa enfrenta un bloqueo financiero de Estados Unidos que está afectado su capacidad para recibir los pagos por sus embarques, según reseñó el sábado el diario local Ultimas Noticias.

«Tenemos que hacer un turismo financiero. Tenemos que ir a China. Tenemos que hacer triangulaciones financieras, ya que ellos (Estados Unidos) de hecho están aplicando un bloqueo financiero a nuestra patria», expresó Del Pino, en una transmisión de la televisora estatal, sin ofrecer más detalles.

Venezuela enfrenta gran tensión política en medio de una crisis económica con una galopante inflación de tres dígitos, una severa escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos y una fuerte recesión económica.