Misión de la OEA evaluará situación política de El Salvador

MTA
MTA

La Organización de Estados Americana (OEA) informó el jueves que enviará una Misión Especial a El Salvador para evaluar la situación política institucional y contribuir a la preservación y fortalecimiento del Estado de Derecho en el país de conformidad a lo dispuesto en la Carta Democrática Interamericana.

El anunció de la OEA se produce en momentos en que la situación entre el gobierno y el Congreso se ha tensado más, luego que un diputado de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) presentara una solicitud para que se evalúe la capacidad física y mental del presidente Nayib Bukele y luego se proceda a destituirlo.

Los diputados del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) también han presentaron una petición para que se considere la destitución de Bukele por lo ocurrido el 9 de febrero de 2020, cuando militares y policías ingresaron armados al palacio legislativo, lo que fue calificado como un golpe de Estado temporal por parte del mandatario.

Las dos peticiones, que fueron apoyadas por los diputados de Arena, el FMLN y el Partido Demócrata Cristiano (PDC), fueron enviadas a la comisión política, donde se debe evaluar si proceden las solicitudes y si pasan al pleno legislativo para su discusión.

Sin embargo, a pocas horas de presentar estas peticiones para remover al mandatario, los líderes de los principales partidos opositores que controlan las discusiones en el Congreso dieron marcha atrás y aseguraron que no están pensando en destituir a Bukele.

La petición fue calificada por al mandatario como un intento de “golpe de Estado parlamentario”, mientras el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar, rechazó el intento de destituir al presidente y llamó a respetar los cánones del Estado Constitucional y Democrático de Derecho en El Salvador.

La Secretaría General de la OEA expresó en un comunicado de prensa que aceptó las solicitudes del gobierno del presidente Bukele y de la Asamblea Legislativa y enviará la misión especial para contribuir a facilitar al dialogo político que lleve al fortalecimiento de las instituciones democráticas del país, especialmente en lo que se refiere a la independencia de poderes y a la investigación de los hechos denunciados por todas las partes.

La misión especial de la OEA también buscará contribuir a que los poderes del Estado salvadoreño brinden plenas garantías al proceso político electoral que se desarrollará el próximo domingo 28 de febrero, cuando 5,3 millones de salvadoreños acudan a las urnas para elegir 262 consejos municipales, 84 diputados de la Asamblea Legislativa y 20 diputados al Parlamento Centroamericano.

Arena y el FMLN han gobernado el país en los últimos 30 años, pero según todas las encuestas el partido Nuevas Ideas, de Bukele, podría ganar la mayoría de las alcaldías y también tomaría control del Congreso.