Las FARC asesinan a 11 militares en Colombia

MTA
MTA

Libardo Cardona. Bogotá, Colombia / AP

l presidente Juan Manuel Santos anunció el miércoles 15 de abril que los campamentos de las FARC volverán a ser bombardeados luego de que 11 militares fueron asesinados en el suroeste colombiano por miembros de esa guerrilla.

«He ordenado a las Fuerzas Armadas levantar la orden de suspensión de bombardeos a los campamentos de las FARC hasta nueva orden», afirmó.

El anuncio se conoció luego de que 11 militares murieron y 19 resultaron heridos durante un ataque de las FARC en el suroeste colombiano, en un hecho que puso en entredicho el cese de fuego unilateral anunciado por la guerrilla en diciembre.

“Que les quede claro a las FARC que no me voy a dejar presionar por hechos infames como éste para tomar una decisión de cese al fuego bilateral”, enfatizó Santos. “El incidente fue producto de un ataque deliberado y viola la promesa de la tregua unilateral”, agregó.

En un comunicado de prensa, la Tercera División del ejército informó que en momentos en que los militares se encontraban haciendo patrullajes, «fueron atacados con artefactos explosivos, granadas y armas de fuego, presentándose el asesinato de un suboficial y nueve soldados profesionales».

El choque armado, según el reporte oficial, se produjo hacia la medianoche del martes 14 en el municipio de Buenos Aires, en el departamento de Cauca.

El general Mario Augusto Valencia, comandante de la Tercera División, acusó a las FARC del ataque contra sus hombres. Indicó que problemas climatológicos en la zona de los combates han dificultado la evacuación de los heridos.

Dos soldados están heridos de consideración, otros seis presentan lesiones leves y 11 más fueron afectados por la onda explosiva, según el comunicado.

El futuro de las negociaciones

«Lamento muerte de soldados en Cauca. Esta es precisamente la guerra que queremos terminar», escribió en su cuenta de Twitter el presidente Juan Manuel Santos. Añadió que en la jornada viajará a la zona y advirtió que «estamos con cúpula militar precisando circunstancias de los hechos», sin mencionar la eventual responsabilidad de las FARC.

Desde fines de 2012 el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia llevan a cabo negociaciones de paz en Cuba para tratar de poner fin a más de 50 años de conflicto armado interno.

En diciembre las FARC habían anunciado un cese unilateral del fuego, siempre y cuando sus guerrilleros no fueran agredidos por las fuerzas del orden.

El jueves 9 de abril, Santos prorrogó por un mes la suspensión de los bombardeos a los campamentos de las FARC por los avances en el proceso de negociación de La Habana y con el fin de empezar a disminuir la intensidad del conflicto.

Desde la capital cubana, el jefe guerrillero Pastor Alape, cuyo verdadero nombre es José Lisandro Lascarro, aseguró desconocer los detalles del incidente en Cauca pero pidió a Santos el cese bilateral del fuego.

«Señor presidente Santos: la tregua bilateral, el cese al fuego bilateral, es urgente para la nación y esa noticia la espera el país», enfatizó Alape, quien integra el secretariado, la máxima línea de mando de las FARC.

Las conversaciones de paz entre el gobierno y la cúpula de las FARC en La Habana están en peligro de colapsar. Foto: Moisés Castillo/AP.

Otros dos soldados están heridos de consideración y seis tienen lesiones leves.