El caso Odebrecht hace temblar a América Latina

MTA
MTA

Washington Hispanic
AP

nvestigaciones judiciales, órdenes de detención internacional y una ola de funcionarios gubernamentales implicados surgieron en los últimos días, luego que la constructora brasileña Odebrecht confesó haber hecho pagos ilegales en diez países de Latinoamérica y dos de África.

En el Perú, las autoridades detuvieron a un funcionario del gobierno del expresidente Alan García vinculado con el pago de sobornos por parte del referido consorcio para adjudicarse la construcción del metro de Lima.

La fiscalía informó en su cuenta oficial de Twitter la detención de Miguel Navarro, relacionado con un soborno de 8,1 millones que Odebrecht admitió haber pagado como parte de un acuerdo con la justicia local.

La fiscalía afirmó que Navarro está relacionado con otro funcionario también detenido y con un ex viceministro que se encuentra prófugo.

En diciembre el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que Odebrecht reconoció haber pagado 29 millones de dólares a funcionarios peruanos para lograr diversos contratos de obras públicas por 143 millones.

Los pagos se hicieron durante los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García y Ollanta Humala (2011-2016).

El presidente del poder judicial Duberlí Rodríguez afirmó el lunes 23 que el caso de sobornos de Odebrecht podría implicar la captura de hasta 100 personas de diversos rangos políticos.

En Argentina

Desde Buenos Aires se informó que un fiscal federal dio curso a una investigación penal contra el jefe de la agencia de inteligencia de Argentina, Gustavo Arribas, luego de que una investigación periodística lo involucrara en el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil.

El fiscal Federico Delgado imputó el martes 24 al funcionario, a quien se le acusó de recibir una transferencia por 600.000 dólares en una cuenta en Suiza de parte del financista brasileño Leonardo Meirelles, quien reconoció ante la justicia de su país haber ejecutado el giro de varios millones de dólares en sobornos de parte del gigante de la construcción Odebrecht en Brasil para la obtención de contratos de obras públicas.

El pago se concretó a los pocos días de que Odebrecht obtuviera el contrato para una gigantesca obra en una de las principales líneas de ferrocarriles de Buenos Aires.

La obra ferroviaria fue concedida al gigante brasileño por el gobierno de Cristina Fernández (2007-2015).

En Ecuador

Desde Quito, Ecuador, se reportó que el fiscal general de Ecuador se reunirá en breve con autoridades del Departamento de Justicia de Estados Unidos para conocer detalles y los nombres de los presuntos responsables, mientras que el secretario jurídico de la presidencia irá a Brasil por información de la corrupción propiciada por la constructora brasileña Odebrecht en la nación andina.

El fiscal Galo Chiriboga declaró el martes que la cita será en Washington el 1 de febrero. «Ellos (los funcionarios de justicia de Estados Unidos) están en la obligación jurídica de decir quiénes son (los que recibieron soborno), porque si no, estarían encubriendo un grave delito», señaló.

En Panamá

Por su parte, fiscales panameños formularon cargos por blanqueo de capitales a 17 personas en una investigación relacionada con pagos de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en la nación centroamericana.

La fiscal general Kenia Porcell informó el martes 24 que entre los acusados figuran ocho empresarios panameños y cinco extranjeros, tres exfuncionarios y un oficial de la banca privada, cuyos nombres no reveló.

De acuerdo con esos informes, la empresa –que se convirtió en el mayor contratista del Estado panameño con obras por más de 9.000 millones de dólares en los últimos 12 años- pagó más de 59 millones de dólares en sobornos en Panamá entre 2010 y 2014 durante el gobierno del presidente Ricardo Martinelli.