Brasil: Se desmorona gobierno de Rousseff

MTA
MTA

Rio de Janeiro
AP

a acosada presidenta brasileña buscaba el apoyo de los partidos de su coalición de gobierno el miércoles 30, después que en la víspera la abandonó el partido más grande del país y en momentos que enfrenta un juicio político que podría provocar su caída.

Los líderes del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), anunciaron el martes 29 que sus miembros renunciarán a sus seis puestos en el gabinete y unos 600 empleos en el gobierno federal, pero el miércoles parecía que al menos tres ministros permanecerían en el gabinete.

Según el diario O Estado de S. Paulo, el ministro de Salud, Marcelo Castro, y el de Ciencia y Tecnología, Celso Pansera, buscaban un acuerdo para permanecer, en tanto la ministra de Agricultura, Katia Abreu, podría desvincularse del PMDB para seguir en el gabinete.

El ministro de Deportes, George Hilton –al frente de un ministerio crucial mientras Río de Janeiro se alista para acoger los Juegos Olímpicos del 5 al 21 de agosto-, renunció el jueves 31 de marzo a pesar de haber renunciado al PMDB para mantenerse en el cargo.

Se informó que Rousseff planea usar las vacantes para reforzar el apoyo de las seis agrupaciones que permanecen en la coalición junto con su Partido de los Trabajadores.

Rousseff necesita al menos 172 de los 513 votos en la cámara baja para detener el juicio político por supuesta violación de leyes fiscales. Se prevé una votación a mediados de abril, y sin los 69 votos del PMDB, las probabilidades de supervivencia de la mandataria parecen disminuidas.

La popularidad de Rousseff ha caído en picada en medio de la recesión más grave en varias décadas y un escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras que se acerca al círculo gobernante.

Rousseff, ex miembro del directorio de Petrobras, no ha estado implicada en el escándalo, que según los procuradores es el plan de sobornos más grande jamás descubierto en Brasil.