Alicia Machado lloró ante defensa de Hillary Clinton

MTA
MTA

Agencias
Washington Hispanic

licia Machado, la ex Miss Universo Venezolana, ha estado en los titulares después de convertirse en la protagonista inesperada del primer debate presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton, afirmó que lloró al ver a la candidata demócrata defenderla de pasados ataques del magnate neoyorquino cuando dirigía el concurso de belleza.

«Me puse a llorar porque nunca me imaginé que una persona tan importante como ella le importara y supiera de mi historia», explicó Machado.

Machado, quien recientemente se hizo ciudadana de EE.UU. y dijo que votará por Clinton, dijo que supuso una «gran sorpresa» oír a Clinton mencionar su caso y lamenta ser una persona «incómoda» para Trump, pero que son ciertas sus acusaciones de que la insultó.

«Yo sé muy bien de lo que es capaz (Trump), y por eso mi lucha para hacer entender a la comunidad latina que tenemos que apoyar a EE.UU. y regresarle todo lo bueno que nos ha dado participando en estas elecciones», indicó.

Durante el primer debate presidencial, este lunes, Clinton puso a Machado como ejemplo de las mujeres a las que el magnate ha insultado.

«A esta mujer la llamó ‘Doña Cerdita’ (‘Miss Piggy’). Después la llamó ‘Doña Labores Domésticas’ porque era latina. Donald, ella tiene un nombre. Su nombre es Alicia Machado», afirmó Clinton.
«Apoyaré a Clinton hasta el final, compartiendo mi experiencia y enfocándome en que el abuso, irrespeto y la violencia a la mujer debe terminar», dijo la modelo y actriz.

Trump volvió hoy a la carga en sus ataques a la modelo venezolana, a la que describió en el programa de televisión «Fox and Friends» como «la peor persona» que pasó por el concurso de Miss Universo.
Machado defendió hoy que ya no es aquella joven de 18 años que fue Miss Universo y a la que Trump, según ella, «maltrató», aunque reconoció que sigue sintiendo «miedo» del candidato republicano, aunque menos que entonces, cuando no se atrevió a denunciarle por un supuesto impago.

Consideró que, durante el debate, el republicano no esperaba ese ataque de Clinton, pues, apuntó, no se debe acordar ya de aquella joven a la que «insultó, ofendió y maltrató en miles de ocasiones durante un año».