El valor de los derechos humanos

MTA
MTA

EDITORIAL

ace 67 años, un 10 de diciembre de 1948, jefes de gobierno y líderes de 48 países firmaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento histórico que permite asegurar que los ideales de la humanidad perduren para las siguientes generaciones.

Como la Declaración reconoce en su primer preámbulo, “la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”.

Con esta ocasión, el presidente Barack Obama proclamó el 10 de diciembre como Día de los Derechos Humanos, fecha en la cual también se inicia la Semana de los Derechos Humanos en los Estados Unidos, que llama a observar la efeméride con ceremonias y actividades alusivas en toda la nación.

La proclamación presidencial correspondiente sostiene que “cuando los derechos son suprimidos, el potencial humano es asfixiado” y que “una nación se asienta sobre nuevos talentos e ideas cuando los partidos en la oposición son representados de manera cristalina”. Asimismo, señala que una prensa libre e independiente y una sociedad civil vibrante pueden informar al público, deslindar la corrupción y empoderar a los ciudadanos para que participen en su propio gobierno.

El documento emitido por Obama afirma que, por lo contrario, en demasiados lugares alrededor del mundo vemos que se deniegan los derechos y las libertades, y que por ello “Estados Unidos de América se pone de pie en solidaridad con aquellos que buscan un futuro más brillante y libre para sí mismos y sus familias”.

Washington Hispanic considera que, como sostiene la Declaración Universal de los Derechos Humanos, todos los pueblos y naciones deben esforzarse en promover, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a esos derechos y libertades, y aseguren su reconocimiento y aplicación efectiva entre todos los pueblos.