12 de julio de 2020Actualizado: 19 de Junio 2020
Metro
0

Ponen fin a programa 287 (g) en condado de Prince William

Desde el 30 de junio.

Ponen fin a programa 287 (g) en condado de Prince WilliamSon centenares los inmigrantes que han sufrido durante años las consecuencias del programa 287 (g) en Prince William, a veces por una simple infracción de tránsito. Foto: ICE

Víctor Caycho
Washington Hispanic

Durante 13 años, la comunidad inmigrante del condado de Prince William, en Virginia, vivió largas jornadas de angustia y temor. Eso terminará el próximo martes 30 de junio, luego que los miembros de la Junta que supervisa el Centro Regional de Prisiones del condado decidieron el miércoles, en un día lluvioso que se precipitó en la ciudad de Manassas, no renovar el controvertido programa llamado 287 (g), que expira ese día y permitía la cooperación de la policía local con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

El tema había desatado protestas durante años, desde su aplicación en 2007, cuando se estableció con el propósito de mejorar la seguridad ciudadana pero que al final se convirtió en un arma para perseguir, detener y deportar a muchos hombres y mujeres inmigrantes.

“Hoy ni la lluvia ni el fuerte viento nos detuvo. Estuvimos gritando, luchando, ejerciendo nuestros derechos y demandando que este condado actúe de una manera ms equitativa”, dijo Luis Aguilar, director de la organización CASA de Virginia, luego de anunciarse la esperada decisión.

“Se acaba de eliminar este programa antiinmigrante y racista”, añadió.
El programa 287 (g) permitía que los oficiales de la policía local ejercieran labores de agentes de inmigración. Podían revisar el estatus migratorio de las personas durante una parada de tránsito y también a los que se encontraban bajo custodia y luego transferirlos a una agencia migratoria.

Durante años, los activistas denunciaron que el acuerdo facilitaba la detención y deportación de inmigrantes indocumentados y que ha sido el responsable de la separación de miles de familias en ese populoso condado, donde viven muchas familias hispanas.

Durante la discusión previa de la mencionada junta, el alguacil del condado y presidente de la junta de prisiones local, Glen Hill, defendió la vigencia del programa y planteó su renovación. “Este programa ha operado sin problemas en el condado y no tenemos ninguna queja sobre su funcionamiento”, sostuvo.

Sin embargo, el jefe del Departamento de Policía de Prince William, Barry Barnard, señaló que no se ha visto ninguna evidencia concreta de que esa iniciativa haya reducido el crimen en el condado”.

Por su parte, la delegada estatal Elizabeth Guzmán, presente en la reunión, afirmó que los inmigrantes rechazan el programa, porque “ha creado mucha división y temor”.

“Mucha de nuestra gente se ha visto obligada a dejar el condado a causa de eso”, añadió Guzmán, quien es una inmigrante procedente de Perú, luego hizo carrera en Estados Unidos y hace pocos años llegó al Capitolio de Richmond, Virginia.

Al final de la asamblea de la junta de Prisiones, Hill reconoció que el programa 287 (g) “no ha sido renovado y, por tanto, finaliza el 30 de junio”.

Las estadísticas
• De acuerdo a funcionarios de ICE que testificaron en la reunión, desde 2017 el programa 287 (g) ha permitido la transferencia de más de 2 mil 600 presos del condado para la custodia de la agencia federal, después de que terminen sus penas en prisión.
• Entre ellos, 65 fueron acusados o condenados por homicidio, 277 por agresiones sexuales y la inmensa mayoría, mil 600, por conducir bajo los efectos del alcohol o una infracción de tránsito.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS