19 de octubre de 2019Actualizado
Metro
0

Tres casos de zika en Washington

Virus sigue extendiéndose por el continente.

Tres casos de zika en WashingtonEn Centro Sudamérica las autoridades empezaron a combatir el mosquito que transmite el zika de diferentes maneras, entre ellas la fumigación, eliminación de criaderos y la liberación de mosquitos genéticamente modificados. Foto: AP

Zulma Díaz
Washington Hispanic

E

l Departamento de Salud de Washington DC informó que confirmó tres casos de zika en la capital estadounidense, todos ellos en personas que regresaron del exterior.

El portavoz del departamento, Marcus Williams, dice que una de las víctimas contrajo zika en 2015 tras viajar a Sudamérica. Las otras dos, incluyendo una mujer embarazada, lo contrajeron este año. Esas víctimas viajaron a Sudamérica y Centroamérica.

El virus, que ha sido vinculado con malformaciones congénitas, se disemina principalmente por picadas del mosquito Aedes aegypti. Muchas personas infectadas con el virus no se enferman. Para quienes se enferman, los síntomas son usualmente fiebre moderada, erupciones, dolores en las articulaciones e irritación de los ojos.

Williams dice que no puede proveer más información sobre el caso de la mujer embarazada.
Mientras que en Virginia se confirmó otra persona infectada, en Dallas, Texas, se habla del primer caso de zika transmitido sexualmente en los Estados Unidos. La identidad de la persona contagiada se mantiene en secreto.

Un estudiante del College of William and Mary contrajo el virus del zika durante un viaje por Centroamérica durante las vacaciones de invierno, indicaron el lunes las autoridades de la universidad en Virginia.

Se espera que el estudiante se recupere y ahora mismo no presenta síntomas, indicó el centro en un comunicado difundido el sábado.

La universidad también dijo que tras consultar a su propio personal sanitario y a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, cree que no hay riesgo para la salud para ningún miembro del campus.

Esta semana también se supo de la primera persona contagiada de zika por transmisión sexual en el país. Esta persona, cuya identidad se mantiene en secreto, no viajó al exterior pero enfermó de zika tras mantener relaciones sexuales con otra que había regresado de Venezuela, según las autoridades de Salud del condado de Dallas, Texas.

“Este tipo de casos son raros pero no nuevos, siempre habíamos considerado que podía transmitirse sexualmente”, declaró Zachary Thompson, director del Departamento de Salud y Servicios Humanos del condado de Dallas, al canal WFAA-TV en Dallas.

En Estados Unidos se registraron el año pasado unos 30 casos de zika, todos viajeros que lo trajeron al país.

El zika es una enfermedad transmitida por mosquitos que se ha relacionado con defectos de nacimiento graves. Los síntomas más habituales son la fiebre, el sarpullido, dolor de las articulaciones y conjuntivitis. El virus se ha expandido por América Central y del Sur.

Sin esperanzas de que se produzca una vacuna para prevenir el zika en un futuro cercano, las autoridades concentran todos sus esfuerzos en la forma más efectiva de combatir el mal: matar el mosquito que transmite el virus.

La fumigación es un método; otro es encontrar y drenar las aguas donde los insectos colocan sus huevos. Y hay más estrategias posibles, incluidos un pez que se devora las larvas, insectos modificados genéticamente y hasta rayos láser.

Pero las autoridades coinciden en que la tarea no será fácil.

La Organización Mundial de la Salud declaró el lunes una emergencia global ante la rápida propagación del zika, a la que describió como un “acontecimiento extraordinario” que representa una amenaza para el resto del mundo.

La OMS adoptó la medida luego de una reunión de emergencia de expertos independientes convocada debido al incremento en el número de bebés que nacieron con defectos cerebrales y cabezas anormalmente pequeñas en Brasil desde que se detectó al virus por primera vez el año pasado en ese país.

Funcionarios de la OMS señalaron que la ciencia podría tardar entre seis y nueve meses para mostrar o desacreditar cualquier relación entre el virus y el nacimiento de bebés con microcefalia.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

SECCIONES: