19 de agosto de 2017Actualizado
Especiales
0

Vota por Elia Quintana, una apasionada por la comunidad

Es una de los 12 finalistas por el título Coors Light Líder del Año 2017.

Vota por Elia Quintana, una  apasionada por la comunidadAdemás de su madre Estela, quien le enseñó a ayudar “a nuestra gente”, Elia Quintana señala un retrato de Dolores Huerta, la legendaria activista comunitaria a la que admira. Foto: Álvaro Ortiz / Washington Hispanic

Víctor Caycho
Washington Hispanic

E

lia Quintana nació en Guanajuato, México, y a los cinco años de edad llegó a la ciudad de Arvin, California, traída por sus padres. Por eso, con toda convicción ella declara sentirse “muy orgullosa” de ser una inmigrante.

Tenía 10 años cuando empezó su gran vocación por el voluntariado. Primero, dando clases de matemáticas a los niños más pequeños de su escuela y después, siguiendo el ejemplo de su madre Estela, empezó con verdadera pasión y desinterés a prestarles ayuda a los inmigrantes, en muchísimos campos, a fin de facilitarles su estadía en los Estados Unidos.

Actualmente Elia Quintana trabaja en Washington DC como Directora de Desarrollo Corporativo de la Hispanic Association on Corporate Responsability (HACR), con la misión de impulsar el ascenso de los hispanos a nivel ejecutivo y en las mesas directivas de las corporaciones privadas.

Por todo ello muchos consideran que Elia Quintana merece ser la Coors Light Líder del Año 2017.

Siempre alegre y sonriente, Elia Quintana no ha dejado nunca de causar un impacto en la comunidad, tal como lo ha hecho desde la escuela cuando era niña y ahora desde el cargo de Directora de Desarrollo Corporativo de la Hispanic Association on Corporate Responsability (HACR).

“Actualmente mi gran pasión la he volcado en ayudar a nuestra comunidad para que hombres y mujeres latinos lleguen a los niveles más elevados en las empresas donde trabajan”, afirma durante la entrevista que ofreció a Washington Hispanic.

Ella considera que los empleados latinos “representan al gran segmento latino, cada vez más vital, que forma parte de la economía estadounidense”, y dice que las corporaciones privadas necesitan promover los ascensos de nuestra gente a puestos ejecutivos, “a los niveles donde se toman las decisiones, como directores ejecutivos y en las mesas directivas”.

Añade que las estadísticas establecen que sólo hay un 3 por ciento de hispanos en las mesas directivas de las compañías estadounidenses, “un porcentaje demasiado bajo”.

Su labor en HACR se enfrasca en tratar de revertir esa situación “y literalmente tenemos que estar compañía tras compañía abriéndoles los ojos o de cierta manera educándoles para que valoren lo que representa el impacto económico de la comunidad hispana”.

“Hay que dar tiempo”

Elia Quintana sonríe nuevamente cuando le preguntamos de dónde nace su arraigada vocación por ayudar a la gente.

“Fue desde la escuela. Me gustaban mucho las matemáticas y también las finanzas. Recuerdo que desde que tenía 10 años me encargaba de dar clases de tutoría a los niños más pequeños. Entonces iba a la biblioteca a enseñarles, dos veces a la semana. Y así, poco a poco, me fui involucrando mucho, haciendo traducciones”.

Explica que como era la segunda de cinco hijos y en vista que sus padres solamente llegaron hasta el segundo año en la escuela primaria, “entonces siempre me despertaban para ayudarles con el inglés”.

“Luego pasé a ayudar a mucha gente para traducirles sus documentos legales, llenar solicitudes, llevarlos al doctor, explicarles lo que los médicos les decían. He tenido y tengo una gran pasión. Pero siempre tengo un gran ejemplo, el de mi mamá Estela, que vive en

California, que me inculcó la necesidad de ayudar en todo lo que se pueda a nuestra gente”.
Quintana hace memoria y dice que su familia inmigró a Estados Unidos “desde que yo tenía cinco años y soy muy orgullosa de ser una inmigrante, nacida en México y criada en California”.

“Mis padres trabajaron en los campos de California, pero a pesar de que solamente tuvieron dos años de educación primaria en México me inculcaron la importancia de la educación, especialmente en un país como Estados Unidos donde se nos ofrece la oportunidad de seguir en las escuelas”.

“Además, mi madre me enseñó a ser humilde, a ser trabajadora. Y sobre todo, a nunca olvidarnos de ayudar al prójimo”, señala Elia. Recuerda cómo su mamá, “con poco dinero, porque ganaba el salario mínimo de dos dólares la hora, ayudaba a la gente más necesitada y a los recién llegados les compraba regalitos para sus niños. Creo que todo ese se ha replicado en miles de bendiciones. Es un gran ejemplo de que no hay que tener mucho dinero sino un buen corazón para poder ayudar al prójimo”.

CÓMO VOTAR POR ELIA QUINTANA

Hasta el próximo viernes 18 de agosto usted puede votar por Elia Quintana y apoyarla para que logre el título de Coors Light Líder del Año 2017 entre los 12 candidatos finalistas.

• El proceso de votar es muy fácil. Deben ir a la página www.CoorsLightLideres.com, seleccionar a Elia Quintana como Líder del Año y luego oprimir el botón Vote.
• Lo pueden hacer hasta 10 veces el mismo día. Aproveche que todavía faltan algunos días para que termine la campaña.
• También pueden seguir las redes sociales, ya sea en Twitter, Facebook o LinkedIn.
• Hay un premio de $25,000 para la organización que patrocine al candidato o la candidata, en este caso para HACR.
• “Cada voto cuenta –señala Elia Quintana-, y para mí es un gran orgullo estar entre los 12 finalistas, pero ganar sería un honor”.
• El nombre del Coors Light Líder del Año 2017 se conocerá en septiembre, durante el Mes de la Herencia Hispana.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SECCIONES: