Los esteroides anabólicos son una carga para el corazón

Los esteroides anabólicos son una carga para el corazón

HealthDay News

El uso a largo plazo de esteroides anabólicos para aumentar el músculo podría cobrarse un precio al corazón.

Los fisiculturistas que toman esas sustancias para agrandar sus músculos deben tomar nota: el uso prolongado de esteroides anabólicos dificulta que el corazón funcione de forma adecuada. Los esteroides podrían también contribuir a la obstrucción de las arterias, mostraron los hallazgos del estudio.

“Es esencial que los profesionales clínicos se hagan conscientes de los riesgos a largo plazo del uso de los esteroides anabólicos para el corazón”, enfatizó el Dr. Harrison Pope Jr., profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y autor coprincipal del estudio.

Los esteroides anabólicos son variaciones sintéticas de la testosterona, la hormona masculina. Se estima que entre 2.9 y 4 millones de estadounidenses han usado esas sustancias, y más o menos un millón son dependientes de las pastillas o inyecciones, apuntaron los investigadores.

En el nuevo estudio, Pope y sus colaboradores siguieron a 140 levantadores de pesas de sexo masculino. De ellos, 86 habían usado esteroides anabólicos y 54 no. De los usuarios de esteroides, 28 habían dejado de usarlos antes de las evaluaciones.

Unos ultrasonidos permitieron a los investigadores determinar que los corazones de los usuarios de esteroides eran más débiles. Los usuarios actuales tenían una capacidad cardiaca de bombeo más baja que los que habían dejado de usarlos, mostraron los hallazgos.

Según el informe, siete de cada 10 usuarios actuales de esteroides tenían una capacidad de bombeo baja (de menos de un 52 por ciento). Al contrario, los que habían dejado de usar esteroides o nunca los habían usado tenían mayormente una capacidad de bombeo normal.

Aunque los hallazgos no prueban que los esteroides dañen al corazón, sugieren que podría haber un motivo de preocupación.

“La mayoría de personas relacionan los esteroides anabólicos con deportistas que hacen trampas, y no se dan cuenta de que hay una gran población de hombres que han desarrollado una dependencia de esas sustancias, pero que no son tan visibles”, dijo Pope en un comunicado de prensa de la revista. “Los miembros con más edad de esta población apenas comienzan a llegar a la mediana edad”.

Los investigadores también anotaron que el uso de esteroides anabólicos se vinculó con unos niveles elevados de presión arterial y colesterol, ambos factores de riesgo de la enfermedad cardiaca.

El estudio fue publicado de la revista Circulation.

 

 

 

    •  COMPARTIR:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*