Hemocromatosis: Sobrecarga de hierro

Hemocromatosis: Sobrecarga de hierro
CDC/Redacción
Washington Hispanic

 

La hemocromatosis también conocida como enfermedad por acumulación de hierro se presenta cuando el cuerpo absorbe demasiado hierro de los alimentos y otras fuentes como las vitaminas. Este trastorno provoca que el hierro adicional se acumule gradualmente en tejidos y órganos del cuerpo, lo que se denomina sobrecarga de hierro. Si esta sobrecarga no es tratada, puede dañar los órganos del cuerpo con el paso de los años.

 

Causas

 

Aunque la hemocromatosis puede tener otras causas, en los Estados Unidos esta enfermedad generalmente se origina por un trastorno genético. Una persona que hereda un gen defectuoso de sus padres puede padecer hemocromatosis. La anomalía genética de la hemocromatosis está presente desde el nacimiento, pero los síntomas rara vez aparecen antes de la edad adulta.

 

Síntomas

 

  • Fatiga (sentirse muy cansado)
  • Debilidad
  • Pérdida de peso
  • Dolor abdominal
  • Dolor en las articulaciones

Debido a que estos síntomas también están asociados a otras enfermedades, la hemocromatosis puede ser difícil de diagnosticar en su etapa inicial.

¿Cómo se detecta?

 

Si su médico cree que usted tiene acumulación de hierro asociada a la hemocromatosis, puede recurrir a dos tipos de análisis de sangre para hacer el diagnóstico: saturación de transferrina en suero y nivel de ferritina en suero. Los análisis miden cuánto hierro hay en el cuerpo. Puede hacerse estos análisis en el consultorio del médico.

Si la hemocromatosis se detecta en su etapa inicial, el tratamiento puede retrasar su evolución y prevenir complicaciones. Sin embargo, la enfermedad puede causar problemas más graves si no se diagnostica ni se trata de manera oportuna.

Si usted cree tener síntomas similares a los de la hemocromatosis o si un familiar cercano padece esta enfermedad, pídale a su proveedor de atención médica que le examine su nivel de hierro en la sangre.

 

Tratamiento:

El tratamiento consiste en extraer sangre del brazo periódicamente (flebotomía), como cuando se dona sangre. El tratamiento es seguro y eficaz. Los pacientes pueden llevar una vida normal si comienzan a tratarse antes de que se produzca daño a los órganos.

La mayoría de las personas que padecen de hemocromatosis deben chequearse al menos una vez al año para verificar que su nivel de hierro está dentro de los valores normales. Si los valores son demasiado altos, se requieren tratamientos de flebotomía para evitar que el hierro excesivo se acumule en el cuerpo.

Consejos para vivir

bien con hemocromatosis

 

Hay muchas cosas que puede hacer para que su vida sea lo más normal y saludable posible.

  • Chequeos: Acuda a controles periódicos de los niveles de hierro en la sangre.
  • Flebotomía: Asegúrese de tratamientos de flebotomía cuando lo necesite. La flebotomía es el mejor tratamiento para la hemocromatosis.
  • Vitamina C: La vitamina C aumenta la cantidad de hierro que absorbe su cuerpo. Evite tomar píldoras con más de 500 mg de vitamina C por día. Puede comer alimentos que contienen vitamina C (como las naranjas).
  • Alimentos: No coma pescados ni mariscos crudos. El cocinar estos alimentos destruye los gérmenes dañinos para las personas con hemocromatosis. Las personas con hemocromatosis tienen mayor riesgo de padecer de bacteriemia, una infección bacteriana del torrente sanguíneo.
  • Alcohol: Si consume alcohol, tome muy poco. Las mujeres no deben tomar más de un vaso por día. Los hombres deben limitarse a dos vasos por día. Sin embargo, si presenta daños en el hígado, no debe consumir alcohol.
  • Ejercicio: Puede hacer todo el ejercicio que desee. Los CDC y el Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva ofrecen las siguientes recomendaciones sobre la actividad física:
  • Los adultos deben realizar actividad física de moderada intensidad (indicada por el aumento de la frecuencia respiratoria o el ritmo cardiaco) durante al menos 30 minutos, de preferencia todos los días de la semana.

 

 

Hierro en la dieta

 

El cuerpo necesita hierro para producir las proteínas hemoglobina y mioglobina. La hemoglobina se encuentra en los glóbulos rojos y la mioglobina se encuentra en los músculos. Ellas ayudan a llevar y almacenar oxígeno en el cuerpo. El hierro también es parte de muchas otras proteínas y enzimas en el cuerpo.

Su cuerpo necesita una cantidad adecuada de hierro. Si tiene muy poco, puede desarrollar anemia por deficiencia de hierro. Las causas de deficiencia de hierro incluyen pérdida de sangre, dieta deficiente o incapacidad de absorber suficiente hierro de los alimentos.

 

 

 

    •  COMPARTIR:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*