Alimentos procesados se vinculan con mayor riesgo de cáncer

Alimentos procesados se vinculan con mayor riesgo de cáncer

HealthDay News

 

Si le preocupa desarrollar cáncer en algún momento, quizá deba pasar de largo ante los alimentos procesados en el supermercado.

Cada aumento de un 10 por ciento de los refrigerios empaquetados, las bebidas con gas, los cereales azucarados y otros alimentos altamente procesados en la dieta aumentan el riesgo de cáncer en un 12 por ciento, sugiere una nueva investigación.

Aunque quizá esos alimentos tengan un sabor delicioso, con frecuencia están llenos de azúcar, sal y grasa. También carecen de vitaminas, fibra y otros tipos de valor nutricional.

Pero el valor nutricional quizá no explique el aumento observado en el riesgo de cáncer, dijeron los investigadores franceses.

“Nuestros resultados sugieren que la calidad nutricional en general más baja de los alimentos ultra procesados no es el único factor implicado en esta relación”, apuntó el autor líder, el Dr. Bernard Srour, de la Universidad de París.

No se sabe exactamente por qué esos alimentos o los paquetes en que vienen podrían aumentar el riesgo de cáncer, comentó Srour, bioestadístico en la unidad de epidemiología nutricional.

A Marjorie Lynn McCullough, directora estratégica de epidemiología nutricional en la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), los hallazgos no la sorprendieron.

“Este estudio respalda lo que recomendamos hace tiempo”, aseguró McCullough. “Esto incluye comer una dieta de origen mayormente vegetal rica en verduras y frutas, y eliminar la carne roja, los alimentos procesados y el azúcar”.

En varios países desarrollados, los alimentos ultra procesados podrían conformar hasta un 50 por ciento de la dieta diaria, anotaron los investigadores.

Esto incluye comida precocinada, por ejemplo productos horneados de producción masiva, como los panes y los panecillos, los refrigerios y las galletas, además de esos alimentos habituales de la niñez moderna, los nuggets de pollo y los palitos de pescado, señaló Srour.

En esa lista también están las sopas instantáneas, las comidas congeladas o listas para comer, los postres producidos comercialmente y los productos procesados con conservantes aparte de la sal, por ejemplo con nitritos.

Muchos de esos artículos también contienen aceites hidrogenados, almidones modificados, colorantes, emulsionantes, texturizadores, edulcorantes y otros aditivos.

Además, otros análisis no descubrieron ninguna asociación significativa entre el riesgo de cáncer y los alimentos menos procesados, como las verduras enlatadas, los quesos y el pan recién hecho.

Por otra parte, los alimentos frescos y mínimamente procesados se asociaron con un riesgo más bajo de cáncer en general, y de cáncer de mama en específico, indicó Srour.

Esos alimentos incluyen las frutas, las verduras, el arroz y la pasta, los huevos, la carne, el pescado y la leche.

El nuevo informe fue publicado en línea de la revista BMJ.

 

 

    •  COMPARTIR:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*