17 de enero de 2019Actualizado
Nacional
0

Aumentan tasas de interés por 4ta vez este año

La tasa queda en una franja de entre 2,25% y 2,50%.

Aumentan tasas de interés por 4ta vez este año

AP
Washinton Hispanic

La Reserva Federal aumentó el miércoles su tasa de interés referencial por cuarta vez en el año, con la intención de mantener a raya la inflación tras meses de crecimiento en el mercado laboral.

La junta supervisora del banco central estadounidense votó por unanimidad a favor de aumentar la tasa de fondos federales, la que los bancos se cobran por préstamos. La tasa queda en una franja de entre 2,25% y 2,50%, su nivel más alto desde 2008. Esto implica que el costo de pedir préstamos será más alto tanto para consumidores como para los comercios.

La Fed emitió un comunicado recordando que el mercado laboral ha seguido fortaleciéndose y que la inflación se ha mantenido cerca de la meta fijada por el banco central de 2%.

El instituto bancario introdujo una leve modificación con respecto a sus declaraciones anteriores, añadiendo que espera “algunos” aumentos graduales de tasas de interés en el futuro cercano. Al especificar “algunos” los directivos están dando a entender que posiblemente habrá menos aumentos de las tasas a partir de ahora.

Los lineamientos del banco central estipulan por ahora que el próximo año habrá solo dos aumentos de las tasas, y no tres como pensaba en septiembre. Las nuevas cifras señalan además que el nivel a largo plazo de la tasa referencial debe ser de 2,8% y no de 3%.

En la Bolsa de Valores de Nueva York, las acciones subieron por la mañana pero a la tarde oscilaban entre pequeñas alzas y bajas, como reacción al anuncio del banco central. Los precios de los bonos subieron, con lo que los rendimientos cayeron.

La Reserva Federal ha estado aumentando las tasas de interés gradualmente a medida que la economía estadounidense se ha ido fortaleciendo. La decisión del miércoles es la novena ocasión en que el banco central aumenta las tasas desde que empezó a restringir el crédito tres años atrás. Pero una serie de factores _la falta de crecimiento económico a nivel mundial, la incipiente guerra comercial entre Estados Unidos y China, la timidez de la inflación y los abruptos altibajos de la bolsa_ han llevado a la instancia a ponerle un freno a los aumentos de las tasas en el 2019 a fin de no debilitar demasiado a la economía. Lo más probable es que ahora ajuste ese tipo de decisiones a las cifras más recientes.

Hasta ahora el banco central ha podido sugerir sus medidas con semanas de antelación a fin de preparar a los mercados bursátiles para cualquier cambio de rumbo. Pero ahora aumenta la probabilidad de que las decisiones sean sorpresivas. El año próximo, el titular de la institución Jerome Powell ofrecerá una conferencia de prensa después de cada uno de los ocho encuentros que realiza en lugar de solo una vez por trimestre. Ello le permitirá explicar cualquier cambio fuerte de dirección, pero también aumenta el riesgo de que los mercados bursátiles queden sacudidos por un abrupto cambio de rumbo.

Tras 4to aumento de tasa de la Fed, todo puede cambiar

Con aumentos regulares de la tasa de interés en meses recientes, la Reserva Federal podría adoptar un nuevo mensaje esta semana: el de flexibilidad.

Se espera que la Fed anuncie el miércoles su cuarto aumento de la tasa en el año, pero después de esta semana, nadie está seguro de lo que hará. Muy probablemente, tampoco lo esté la Fed.

Una confluencia de factores _la ralentización mundial, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la inflación todavía tranquila, las estresantes caídas en la Bolsa de Valores_ podrían llevar a las autoridades de la Fed a pensar en un cambio de política. Según muchos analistas, la Fed anunciará el miércoles que considera si ralentizar o suspender el aumento de sus tasas en 2019 para evitar debilitar demasiado la economía. Y algunos pronostican que el aumento de tasas, que comenzó hace tres años, terminará por completo el próximo año.

En septiembre, autoridades del banco central pronosticaron colectivamente que aumentarían tres veces la tasa en 2019. Pero esta semana, según muchos analistas, el banco central podría indicar que no habrá más de dos aumentos el próximo año.

Sin embargo, el mensaje global _en un comunicado después de su más reciente reunión de políticas, en pronósticos actualizados para la economía y tasas de interés, y en una conferencia de prensa del presidente Jerome Powell_ es posible que los planes de la Fed sean ajustar su política de tasas a los más recientes datos económicos. En jerga de la Fed, será “dato-dependiente”.

La idea, según algunos analistas, es que la Fed haga una pausa en su reforzamiento crediticio para evaluar cómo se comporta la economía en los próximos meses ante los vientos en contra. Contribuye a esta visión un discurso que Powell ofreció el mes pasado en donde insinuaba que las tasas parecen estar justo por debajo del nivel del que la Fed llama “neutral”, en donde se cree que ni estimula, ni impide el crecimiento. La observación de Powell insinuó que la Fed podría estar preparara para ralentizar o parar pronto el aumento de sus tasas.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS


SECCIONES: