16 de noviembre de 2018Actualizado
Metro
0

Tirador era de MD

En el pasado, David Katz había sido hospitalizado por problemas mentales. Aún así logró conseguir un arma de fuego.

Tirador era de MDLa sala de videojuegos en Jacksonville se encontraba adyacente a una pizzería en un concurrido centro comercial. Los asistentes al torneo jamás se esperaron que algo así ocurriera en la comunidad ‘gamer’. Foto: AP.

Zulma Díaz
Washinton Hispanic

Un joven de 24 años residente en la ciudad de Baltimore, Maryland, fue el autor del tiroteo que dejó dos muertos durante una competencia de videojuegos de fútbol americano que se registraba en Jacksonville, Florida, el pasado 26 de agosto.

David Katz logró matar a dos competidores del torneo “Madden NFL 2019” y herir a otros 11 antes de quitarse la vida. Algunos dicen que Katz, quien resultó campeón en la edición del mismo torneo el año pasado, atentó contra la vida de otros ‘gamers’ ( o jugadores) cuando iba perdiendo una partida.

“Nadie merece morir por un videojuego”, dijo Derek Jones, de 30 años, quien viajó desde Santa Fe, Nuevo México, para competir en Jacksonville. “Solo estamos tratando de ganar un poco de dinero para nuestras familias”.

En Jacksonville había una bolsa de 5 mil dólares en juego, y según cuentan, muchos ‘gamers’ dependen de estas ganancias para sostenerse. Esta vez, la partida terminó abruptamente.

Los alguaciles de Jacksonville dijeron que en el pasado, David Katz fue hospitalizado en dos ocasiones por problemas mentales. Aún así, no tuvo problemas para comprar el arma que utilizó para implantar terror en un lugar donde menos la gente se lo esperaba.

En estos torneos la gente utiliza audífonos y fue más difícil para los presentes darse cuenta de lo que estaba ocurriendo. Algunos escucharon las detonaciones y alertaron a otros, a la vez que corrieron hacia lugares que consideraron seguros.

Quienes jugaron con Katz, lo describieron como una persona que hablaba poco, ya fuera en persona u online. “Siempre supimos que era un poco diferente porque no era sociable para nada”, dijo Shay Kivlen, otro jugador de 21 años y quien viajó desde Seattle para participar del torneo, agregando que el comportamiento extraño de Katz también se manifestaba en su manera de jugar.

“Hacía cosas raras en línea que otras personas no harían. Atrapaba una pelota y comenzaba a dar saltos fuera de lo normal en lugar de avanzar más yardas, perjudicándose. No sé qué es lo que hacía”, agregó.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS


SECCIONES: