21 de septiembre de 2018Actualizado
Internacional
0

Turquía trata de tranquilizar a inversores sobre crisis

La lira se desplomó en las últimas semanas, alcanzando un mínimo de 7,24

Turquía trata de tranquilizar a inversores sobre crisisVarias personas hacen fila ante una casa de cambio en Estambul, el 14 de agosto de 2018. (AP Foto/Lefteris Pitarakis)

AP
Washinton Hispanic

El ministro de finanzas de Turquía intentó el jueves tranquilizar a miles de inversionistas internacionales en una teleconferencia, en la que prometió resolver los problemas económicos que han provocado una crisis monetaria en el país.

La moneda de Turquía, la lira, se recuperó parcialmente tras sufrir pérdidas récord el jueves, un día después de que Catar prometió inversiones por un importe de 15.000 millones de dólares para ayudar a la economía turca. La lira se revalorizó en un 4% al cotizarse a 5,75 por dólar.

El ministro del Tesoro y Hacienda, Berat Albayrak, dijo que la economía saldría fortalecida, informó el medio privado NTV.

Los bancos turcos están “sanos y fuertes” y la aplicación de reformas estructurales y una política monetaria estricta para combatir la inflación siguen siendo la prioridad, dijo Albayrak. Descartó cualquier medida para limitar el flujo de dinero _una de las preocupaciones_, así como solicitar ayuda del Fondo Monetario Internacional.

Una de las grandes preocupaciones es el alto nivel de endeudamiento exterior debido al aumento de los combustibles. Al caer la moneda, se encarece la deuda y aumenta la perspectiva de bancarrotas.

Los inversionistas también temen la negativa del presidente Recep Tayyip Erdogan a permitir que el banco central eleve las tasas de interés para reforzar la moneda, como proponen los expertos.

En sus declaraciones en la conferencia telefónica, Albayrak no aclaró si se asegurará la independencia del banco central o si se le permitirá elevar las tasas.

La lira se desplomó en las últimas semanas, alcanzando un mínimo de 7,24 a principios de esta semana, en medio de una disputa comercial y diplomática con Estados Unidos que aumentó la preocupación de los inversionistas sobre la situación económica en el país.

Washington impuso sanciones a dos ministros y dobló los aranceles a las importaciones de acero y aluminio turcos por la detención de un pastor estadounidense por espionaje y cargos relacionados con terrorismo. Ankara respondió con nuevos impuestos a los productos y servicios importados desde Estados Unidos y valorados en 533 millones de dólares _entre ellos autos, tabaco y bebidas alcohólicas_ y dijo que boicotearía sus productos electrónicos, destacando los celulares iPhone.

La Casa Blanca dijo el miércoles que Estados Unidos “no olvidará” el trato de Turquía a Andrew Brunson, el religioso detenido, luego de que un tribunal rechazó una apelación para su puesta en libertad.

La moneda se recuperó luego de que las autoridades tomaron medidas para ayudar a los bancos a mantener la liquidez y limitar las transacciones de divisas.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS


SECCIONES: