24 de septiembre de 2018Actualizado
Especiales
0

Una hispana es el ángel de los graduados en español

Cientos obtienen sus certificados de GED y siguen carreras profesionales.

Una hispana es el ángel de  los graduados en españolLa educadora Claudia Pretell, quien vino de Colombia hace 14 años, afirma que los hispanos han venido a Estados Unidos no sólo para trabajar duro sino también para triunfar. Foto: Víctor Caycho / Washington Hispanic

Víctor Caycho
Washington Hispanic

La educadora Claudia Pretell aparenta ser una maestra siempre sonriente, dulce y hasta frágil. Pero cuando se trata de defender su programa bandera, bautizado Alcanzando Sueños.Institute, muestra una increíble energía y convicción.

En los últimos años, Pretell, nacida en Colombia, con enorme pasión ha logrado imponer en Maryland y Virginia dicho programa en español, el cual es un equivalente del diploma de preparatoria (high school o escuela secundaria) para personas que por una u otra razón abandonaron los estudios y se encuentran en el país.

Ahora se alista para un nuevo desafío: establecer en agosto ese programa en el condado de Prince William, Virginia, “para que más personas se gradúen y así tengan la oportunidad de seguir estudios superiores o una carrera corta”. Sólo necesita que más alumnos se inscriban.

WASHINGTON HISPANIC: ¿Qué la impulsó a iniciar este programa?
CLAUDIA PRETELL: En el año 2006 llegué a vivir al condado de Prince William. Conocí la cantidad de hispanos que viven aquí, pero una de las grandes preocupaciones que inundó mi corazón fue observar que muchos, o la gran mayoría –por no decir todos-, no tenían grado de GED. Me di cuenta que había la gran necesidad de tomar una bandera para ayudar a educarlos. Porque nosotros queremos que nuestros hijos sean exitosos y que deben estudiar, pero ¿y nosotros? Conozco personas hispanas que tienen 20 a 30 años aquí, trabajando muy duro, eso sí, pero haciendo y ganando lo mismo, ¡y nada más! ¿Qué es lo que está pasando?: que no se están educando.

W.H.: ¿Hay muchos obstáculos para lograr ese ansiado GED?
C.P.: Bueno, me presenté al Departamento de Educación de Adultos de Prince William. Dije que quería hacer el GED, para saber cuáles eran los requerimientos. Allí me dijeron que no existía un programa de GED en español. ¿Por qué?, les dije, y la respuesta fue ‘porque los que vienen a este país tienen que hablar inglés’. Me dijeron que primero debía hacer por lo menos cinco niveles de inglés, para saber si podía pasar el GED. A una persona normal le tomaría aproximadamente dos años y medio para hacer los cinco niveles, sin que le dificulte.

W.H.: ¿Quiere decir que no había examen de GED en español?
C.P.: El examen de GED en español sí existe, desde hace muchos años, pero faltan instructores. Por eso se ofrecen solamente en inglés. Entonces me metí con pasión a buscar todo lo relacionado con GED en español. Pasé muchas noches, hasta altas horas, en ese afán. Soy educadora desde mi país, tengo una licenciatura en Educación, como maestra de español, de idiomas y de lengua castellana. Cuando empecé a coquetear con los posibles candidatos a estudiar, ellos se maravillaban de cómo aprendían más rápido. Nos mudamos a una casa en el área de Occoquan, y allí empezó mi apasionante historia.

W.H.: ¿Cómo fueron esos primeros años?
Empecé a dictar clases de GED de manera comunitaria y con un programa gratuito, en las iglesias, en un templo católico de Woodbridge, en centros luteranos en Culpeper, en iglesias adventistas de Bealeton y en Manassas también. Los pastores me abrían las puertas para dar clases. Así surgió Alcanzando Sueños Institute.

W.H.: ¿Y allí llegaron los resultados que usted esperaba?
C.P.: Al principio no. Yo tenía médicos que eran nuestros maestros de ciencias, quienes hacían voluntariado. Pero resulta que las personas se emocionaban con lo que el doctor decía, pero a la hora de hacer el examen no querían ir a presentarlo. Ese fue el peor tiempo que tuve.

W.H.: ¿Por qué cree que no daban el examen, si tenían la oportunidad de graduarse, y gratis?
C.P.: Es que cuando a nosotros nos dan las cosas regaladas, a veces no nos importa. Alguien me dijo, ‘¡pero cóbrales, aunque sea un poquito!’ Porque cuando uno les cobra algo la gente dice, ‘¡oh, ya pagué, ya me duele!’ Y empezamos a cobrar una cuota pequeña, en esos cuatro templos. Yo salía de mi casa a las 4 de la tarde todos los días, de lunes a jueves, y regresaba a la casa a las 11 de la noche. Mi esposo ya estaba celoso y decía, “Ese GED es mi rival”. Pero de esa manera el GED en español se convirtió en nuestro programa bandera.

W.H.: ¿Qué resultados puede mostrar?
C.P.: El programa ha podido alcanzar la graduación de más de 150 personas. He tenido estudiantes adultos, todos tienen que ser mayores de 18 años, ese es el requisito. Mi estudiante más adulto se graduó de 56 años. Vinieron los agentes de policía y las autoridades del lugar. Mucha gente lloraba de emoción, en especial los hijos de esos estudiantes, que no podían creer que su papá, su mamá, su primo o su tío se estuvieran graduando.

W.H.:¿Qué noticias tiene de esos graduados?
C.P.: De ellos ahora tengo varios que ya están estudiando carreras profesionales en la universidad. Otros han montado sus propios negocios. Algunos terminaron carreras intermedias, que ellos traían de sus países pero que no las ejecutaban porque no podían mostrar que tenían el certificado de GED.

W.H.: Fue un verdadero salto de calidad el que ellos dieron…
C.P.: No sólo eso. Muchos otros, aproximadamente unos 40 estudiantes de nuestro instituto, pudieron alcanzar el programa de acción diferida DACA. Lo más maravilloso es que pudieron obtener su permiso de trabajo por las cartas de recomendación que Alcanzando Sueños.Institute pudo hacer para ellos. Recibieron sus licencias de conducir, su tarjeta del Social Security. ¡Yo no lo podía creer! Fue maravilloso para todos nosotros.

W.H.: Usted ha dado a conocer en una reciente exposición en Woodbridge que ya está lista para iniciar un nuevo ciclo. ¿Cuándo empieza y dónde?
C.P.?: Hace más o menos un par de años nos trasladamos a Manassas, y entonces me dije, ahora sí el GED va a venir al condado de Prince William, con toda su fuerza. Y aquí estamos, tocando puertas, tocando corazones, diciéndoles, ¡Sí se puede! Porque no me conformo con los 150 ya graduados. Tienen que ser muchos más. Mi plan es empezar a partir del mes de agosto.


CÓMO INSCRIBIRSE PARA ALCANZAR SUS SUEÑOS

• Si desea seguir los cursos para poder dar el examen de GED en español en Alcanzando Sueños Institute que se inician en agosto, llame el 1-540-522-4467.
• Deje su mensaje en ese teléfono o envíen un mensaje por ‘whatsup’, que luego les contestarán para inscribirlo.
• También puede llamar al sitio Alcanzadosuenos.institute@gmail.com para registrarse.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS


SECCIONES: