26 de septiembre de 2018Actualizado
Especiales
0

Al rescate de los niños separados

Delegación está conformada por cuatro destacadas funcionarias, liderada por la Viceministra para Salvadoreños en el Exterior.

Al rescate de los niños separadosLiduvina Magarín (derecha), viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, responde a Washington Hispanic en la sede de la embajada de su país. A su lado, la embajadora de El Salvador en Estados Unidos, Claudia Ivette Canjura de Centeno. Foto: Álvaro Ortiz / Washington Hispanic

Víctor Caycho
Washinton Hispanic

Una delegación interinstitucional de El Salvador llegó el lunes 20 a Washington DC con una sola e importante misión: la de reunirse con las autoridades de la Administración Trump y del Congreso a fin de implementar mecanismos ágiles que permitan completar el proceso de reunificación de los niños que fueron separados de sus familias al cruzar de manera irregular la frontera sur.
De acuerdo a informes oficiales que recibieron, aún hay 18 niños salvadoreños sin reunificar, algunos con edades que oscilan entre uno y cuatro años. La delegación, encabezada por la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, cree que son más, por lo que están cotejando y cruzando informaciones. Con ella vinieron la directora del Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CONNA), Zaira Navas; la directora general de Migración y Extranjería, Evelyn Marroquín; y la procuradora adjunta de la Unidad de Defensa de la Niñez de la Procuraduría General de la República, Emilia Portal. En Washington DC se les unió la embajadora de El Salvador en EEUU, Claudia Ivette Canjura de Centeno. Todas ellas hablaron con Washington Hispanic en la sede de la embajada.

WASHINGTON HISPANIC: ¿Qué tareas se ha impuesto esta delegación integrada por cuatro mujeres líderes en su campo en El Salvador?
LIDUVINA MAGARIN: Hemos venido a dialogar con organizaciones de la sociedad civil y organizaciones religiosas. También con miembros del Senado y con autoridades del Ejecutivo. Tenemos reuniones con el Departamento de Salud (HHS) y con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE). Nuestro objetivo es acelerar los procesos de reunificación de los niños que aún faltan.

W.H.: ¿Qué les han dicho acerca de esos niños?
L.M.: Nos han reportado que todavía hay 18 niños y niñas salvadoreños que no han sido reunificados con sus familias. Pedimos que nos cuenten cuáles son las razones. De eso se trata la misión. La idea es que la directora del CONNA pueda interactuar con sus homólogos del gobierno de los Estados Unidos, para que podamos facilitar todo lo que a nosotros corresponda como gobierno para la reunificación de estos niños. De igual manera trabaja la procuradora de la Unidad de Defensa de la Niñez, el ente que ejerce la representación legal de esos niños. Y también la directora de Migración y Extranjería, que tiene a su cargo nuestro programa de recepción de las personas retornadas.

W.H.: En los casos de esos 18 niños que usted menciona, ¿sus padres ya están identificados?
L.M.: En el reporte que nos enviaron no tenemos información sobre los padres. Solo tenemos los nombres de los niños, en qué albergue se encuentran y sus edades. Hemos tenido algunas dificultades para obtener la información sobre sus padres. Por eso trabajamos con la Red Consular en Fronteras, para ir a cada uno de los albergues y de los centros de detención, buscando a nuestros salvadoreños. adultos y niños, y hemos pedido oficialmente esa información al gobierno de los Estados Unidos. Hace una semana nos enviaron una nómina y de ahí sabemos que hay 18 niños salvadoreños que todavía no han sido reunificados.

W.H.:¿Qué nos puede decir la directora del CONNA, Zaira Navas, sobre la estrategia de esta misión?
ZAIRA NAVAS: Uno de los principales temas es dar a conocer la situación de nuestros niños y niñas, además de expresar nuestra preocupación por esa separación que se dio. También informar al Senado y a los congresistas que, aunque ya se dio una disposición legal retrotrayendo la decisión de separar a las familias, los niños todavía no han sido reunificados con sus familiares. Y que a pesar que se dio un compromiso del gobierno de los Estados Unidos para con nuestros países, de proveer esa información, no la hemos recibido de manera completa.

W.H.: ¿Cuál es la información que necesitan?
Z.N.: Por ejemplo, los detalles de quiénes son los padres, con quién viajaba el niño, si su familiar está detenido o deportado, etc. La información ha sido dada de manera muy lenta y al grado tal que aunque El Salvador es el país que tiene menos casos de niños y niñas separados, todavía hay 18 no reunificados, de los cuales hay algunos de muy corta edad, de un año a 4 años. Es una situación bastante preocupante. Nosotros, como gobierno, obviamente estamos dispuestos a recibir a nuestra gente cuando así sea necesario. Pero también pedimos que se garantice los derechos de los niños y las niñas a mantenerse con sus familias. La reunificación puede darse acá en Estados Unidos o en El Salvador.

W.H.:¿Cuál es la misión asignada a la procuradora adjunta de la Unidad de Defensa de la Niñez, Emilia Portal?
EMILIA PORTAL: En principio, estamos peleando que se garantice el debido proceso en estos trámites de migración. Pedimos que se garantice el principio del interés superior del niño o de la niña, y que se les escuche su opinión. Porque hemos visto audiencias en donde el niño está solo frente al juez. Se necesita que en esos casos haya un especialista formado en derechos humanos y en derechos de la niñez, para que él pueda garantizar los derechos del menor.

W.H.: ¿Y qué pasa si los padres ya han sido deportados a su país de origen?
E.P.: Tendríamos que ver la manera –ya la viceministra ha hecho unas gestiones previas-, de otorgarles una visa humanitaria para que se reunifiquen con su familia acá en EEUU. En el mejor de los casos, si vemos que las condiciones son idóneas para recibir a un niño o una niña, entonces esperamos que los retornen a su familia en su lugar de residencia, en este caso en El Salvador.

W.H.: ¿Se tiene la información de cuántos niños procedentes de El Salvador fueron separados de sus familiares?
L.M.: Estamos en el proceso de verificación de las últimas cifras que nos acaban de dar. En principio hablan de sólo tres niños menores de 4 años de edad. Estimamos que son más. Estamos cruzando estos datos con la información que tenemos de niños no separados. En un principio Estados Unidos nos reportó 184 niños, de los cuales encontramos a 145 con el trabajo de nuestra red consular. No supimos qué pasó con los 39 restantes. Pero ahora nos reportan 191, de los cuales dicen que solo hay 18 pendientes de reunificar. Estamos buscando verificar, si son del plan de “cero tolerancia” o son niños no acompañados que entraron en otro periodo. Lo importante de todo esto es que no importa el tiempo en que fueron detenidos y el tiempo de permanencia en los albergues. Lo que buscamos es la reunificación y que vuelvan inmediatamente con sus familias.

W.H.: Usted dijo que se ha visitado cada albergue donde se envió a los niños que fueron separados. ¿Qué opina de esos centros?
L.M.: Lo importante es evitar que los niños estén en los albergues. Aunque éstos tienen condiciones básicas, allí los niños no tienen afecto, no pueden movilizarse ni hablar con su familia libremente. Queremos se acelere la reunificación, y si no puede darse acá en Estados Unidos, entonces que se de en nuestro país.

W.H.: ¿Cómo se engloba el apoyo de la embajada con estos casos, señora embajadora?
CLAUDIA IVETTE CANJURA DE CENTENO: Nuestra obligación como gobierno de El Salvador es proteger a nuestros connacionales, independientemente de su situación migratoria. De hecho, tenemos una red de abogados migratorios que hemos contratado precisamente para apoyarlos en diferentes situaciones. Lo hicimos con el TPS y lo seguimos haciendo. Los contratamos para apoyar a nuestra gente en ese tema. Ahora trabajamos con ellos en este aspecto de las familias separadas. También estamos buscando abogados que nos ayuden en el tema de la legislación familiar, que es muy particular en Estados Unidos. Y por supuesto siempre estamos pendientes de lo que necesita nuestra gente.

HAY FUERTE REDUCCIÓN DEL FLUJO MIGRATORIO

W.H.:¿Tienen información de que la gente sigue viniendo irregularmente a pesar de toda esta situación?
LIDUVINA MAGARÍN.: El flujo migratorio de los salvadoreños hacia Estados Unidos se ha reducido en más del 50 por ciento, según datos de la propia Patrulla Fronteriza. También ha bajado la llegada de niños a la frontera. Esa es una información que nos alienta mucho, porque es importante que la familia salvadoreña también valore a su comunidad de origen y decida quedarse en el país.

W.H.:¿Qué nos puede decir sobre esta reducción la directora general de Migración y Extranjería, aquí presente?
EVELYN MARROQUÍN: Efectivamente, todos los datos van realmente a la baja. Y esto no es casual. Es el resultado del trabajo que se está realizando de parte de las autoridades del gobierno salvadoreño en aquellos lugares que en el pasado eran municipios o comunidades que aportaban con cantidades bastante grandes al tema de la migración. Ahora hay un trabajo en políticas públicas para favorecer que se minimice el tema de la migración.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS


SECCIONES: