21 de septiembre de 2017Actualizado
Deporte
0

Dinastía Brady-Belichick se impone en Super Bowl LI

New England rompe récord en emocionante partido de campeonato.

Dinastía Brady-Belichick se impone en Super Bowl LIEl quarterback Tom Brady, de los Patriots de Nueva Inglaterra, sostiene el Trofeo Vince Lombardi ante la mirada de su entrenador Bill Belichick, derecha, después de la victoria sobre los Falcons de Atlanta en tiempo extra en el Super Bowl, el domingo 5 de febrero de 2017, en Houston. FOTO:DARRON CUMMINGS/AP.

Washington Hispanic
AP

L

os Patriots completaron la más grande remontada en la historia del Super Bowl. La espectacular actuación da pie al debate de si su quinto campeonato los convierte en la máxima dinastía en la NFL, y sobre el sitio que Nueva Inglaterra ocupa entre las franquicias más dominantes en las ligas deportivas profesionales.

Quizá la discusión principal gira sobre el dúo conformado por el quarterback Tom Brady y el entrenador Bill Belichick. Ambos son dueños de toda clase de récords.

Hay algunas cifras que no pueden ser debatidas, como el mayor número de Super Bowl disputados por un equipo (nueve) y por un quarterback (siete). Con cinco títulos, Brady es ahora el quarterback con la mayor cantidad, superando por uno a Terry Bradshaw y Joe Montana, ambos miembros del Salón de la Fama, y los cinco campeonatos de Belichick lo ponen arriba del entrenador de Bradshaw en Pittsburgh, Chuck Noll.

En el Super Bowl, Bradshaw y Montana nunca consiguieron una remontada que se acerque remotamente a la recuperación de 25 puntos orquestada por Brady en una victoria de 34-28 sobre Atlanta el domingo.

Fue el primer Super Bowl que se definió en un tiempo extra.

“Tenemos al mejor quarterback de todos los tiempos”, aseguró el defensive lineman Trey Flowers. “Tranquilo, calmado, solidario y enfocado en hacer jugadas. Eso es lo que ha estado haciendo durante toda su carrera”.

Fuera de bromas, los Patriots nunca cayeron presa del pánico, probablemente porque pueden inspirarse en cosas como su racha de 16 temporadas consecutivas con saldo positivo de victorias y derrotas (Dallas posee el récord con 20), sus 34 juegos de playoffs —la mayor cifra de la NFL— o las 25 victorias en postemporada para Brady.

“Al medio tiempo, yo diría que no estábamos deprimidos en lo absoluto”, afirmó Brady, que ganó su cuarto premio al Jugador Más Valioso de un Super Bowl al encabezar dos series ofensivas de touchdown en el cuarto periodo que incluyeron conversiones de dos puntos para llevar el partido a tiempo extra. “Nos sentíamos decepcionados por la forma en que jugamos, y sabíamos que éramos capaces de salir y hacerlo mucho mejor en la segunda mitad”.

Brady y Belichick están debajo de los nueve títulos de NBA que Bill Russell y Red Auerbach ganaron juntos en Boston, o los seis que Michael Jordan y Phil Jackson dieron a Chicago.
Sin embargo, los reflectores se mantienen firmes sobre Brady, Belichick y los Patriots, que podrían no haber terminado su labor —de antemano son favoritos para alzar el trofeo en 2018.

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SECCIONES: